Familiares de reos preocupados por falta de transporte

Euseglimar González | LA PRENSA de Lara - "Por la falta de transporte y la gasolina se me hace imposible llevarle todos los días la comida a mi hijo", dijo a través de una llamada la madre de un recluso detenido en la sede del Eje de Homicidios del Cicpc.

Debido a la cuarentena social para prevenir la propagación del COVID-19 las personas deben permanecer en sus casas, pero los familiares de los reclusos que se encuentran en los Centros de Detención Preventivos de varios cuerpos de seguridad, deben luchar entre la falta de combustible y la baja afluencia de transporte público para poder llevarles alimentos a los privados de libertad.

Una señora, de 45 años, contó que tiene a su hijo detenido en un calabozo de Polilara y se le hace imposible trasladarse hasta la comisaría, ubicada en el oeste de Barquisimeto, debido a que vive en El Manzano, al sur de la ciudad.

"He pedido colas para poder llegar hasta la comisaría, pero estoy angustiada porque no sé cómo haré ahora. Qué va a comer mi hijo durante esta cuarentena", soltó con preocupación la señora, quien no quiso identificarse.

Dos familiares llamaron a LA PRENSA y pidieron que el Ministerio Penitenciario aplique un Plan Cayapa en los calabozos policiales.

Otras Noticias
Sucesos

Cae el "Compo" de la banda del "Santanita"

| comentarios