Cisterneros acorralados por falta de combustible

Osman Rojas D. | LA PRENSA de Lara - Los cisterneros están en jaque. La falta de combustible que hay en estos momentos en el estado reduce a la más mínima expresión la actividad diaria de los conductores quienes han bajado de cuatro a uno los viajes que hacen a las comunidades. Dicho de otra manera sólo el 25% de las rutas diarias se está cubriendo en el estado.

"Lamentablemente no podemos trabajar. Nos han puesto cómo limite el surtido de 30 litros lo que representa una parte de un tanque de 200 litros. Además de eso nos mandan a llenar agua en La Campiña (Cabudare) y eso es bastante lejos. Cuando llegamos a Barquisimeto ya hemos gastado por lo menos diez de los treinta litros que nos echan", decía molesto el señor Carlos Moreno, uno de los cisterneros que llena en el llenadero San Juan.

Lo que más molesta a los conductores es el maltrato al que están siendo expuestos por parte de funcionarios policiales, pues cada vez que van a llenar el tanque les dicen que tienen que esperar y no los hacen pasar. "Duramos horas esperando a que nos pongan gasolina. Esto es algo que nos tiene acabados porque perdemos días enteros. Hay compañeros que no han trabajado desde hace días porque no tienen cómo movilizar el camión", denunciaba Rafael Márquez, otro cisternero consultado.

De acuerdo a lo explicado por los conductores los hospitales y centros de diálisis son los que más están sufriendo por la falta de agua. Dicen los entrevistados que, mientras ellos pasan horas y horas formados en una cola, los centros de salud gastan las reservas que tienen.

"No nos damos abasto para cubrir la necesidad de los centros de salud y de las comunidades. En el llenadero San Juan somos unos 150 camiones los que cargamos agua diariamente. De esos sólo unos 50 logran echar gasolina, y sólo 30 litros. Todo eso nos limita considerablemente", decía el señor Ánthony Quero.

Además de lidiar con los problemas de gasolina los cisterneros se ven condicionados por los cortes de agua que hace Hidrolara. Según comentaron los choferes entrevistados por LA PRENSA en todos los llenaderos se registran cortes de agua diario que van de cuatro a cinco horas.

"Si logramos conseguir gasolina no encontramos agua y si hay agua no hay gasolina. La situación es delicada en todos los sentidos. Ya no encontramos qué hacer", decían los consultados.

Otras Noticias
Locales

Gasolineras amanecen cerradas en Lara

| comentarios

Locales

Sin gasolina intentaremos seguir en pie

| comentarios

Locales

Desinfectan ambulancias con hipoclorito de sodio

| comentarios