No tenemos como trasladarnos a las unidades de diálisis y eso es algo delicado.

Neisy Anzola

Familiar

No hay gasolina y eso hace que sea complicado poder movilizar a los pacientes en el estado.

Yaneth Pérez

Familiar

No nos quieren echar gasolina. Hay que formar rollos y presionar para lograr pasar en las bombas.

William Alvarez

Familiar

Falta de transporte golpea a pacientes renales

Osman Rojas | LA PRENSA de Lara.- Sentada en una de las sillas metálicas de la Unidad de Diálisis Barquisimeto (UDB), la señora Neisy Anzola espera a que su esposo salga del tratamiento. Tiene la mirada fija en la pared y no habla, pero no hace falta escuchar su voz para saber que algo le está preocupando. "¿Cómo me voy a casa?", es la pregunta que hace a los periodistas cuándo se le pregunta qué le pasa. "Vivo en Rastrojito, al norte de Barquisimeto, y no sé cómo llegar allá. No hay transporte, no hay gasolina, no hay nada", relata.

A la mujer se le pregunta porqué no se va en uno de los Transbarca habilitados para el traslado de pacientes y responde con firmeza. "Hoy no me quisieron traer desde Rastrojito y tuve que llegar a Tamaca. Agarrando carro y carro pude llegar a la UDB (que está en la carrera 24 con calle 35), pero no sé cómo irme. En estos momentos no sé si me voy caminando hasta la avenida Venezuela o me quedo a dormir en la acera con mi esposo", dice.

A dos sillas metálicas a la izquierda de Anzola el drama se repite. Allí está Iris Vargas, paciente renal residenciada en Pavia, que llegó a la unidad de diálisis porque un señor le dio la cola. Según su relato, perdió su tratamiento el lunes porque no encontró cómo trasladarse hasta Barquisimeto. Ayer se acercó hasta el módulo policial de la zona para pedir ayuda a los uniformados, pero allí lo único que le dijeron fue que la patrulla estaba mala.