GNB resguarda cercanías de estaciones de servicio en Lara

Osman Rojas | LA PRENSA de Lara.- La crisis que hay por la gasolina cerró las calles y avenidas de la ciudad. En los sitios cercanos a las estaciones de servicio se pudo ver a funcionarios de seguridad parados con conos que evitaban el acceso a los vehículos. El objetivo era evitar que las personas se pusiesen a hacer colas en las bombas.

En la avenida Libertador, en la avenida Venezuela y en la intercomunal Barquisimeto-Duaca se pudo ver a funcionarios de seguridad que preguntaban a las personas a dónde se dirigían. Si las personas no daban un argumento convincente a los cuerpos de seguridad, el vehículo era regresado.

"Lo que le estamos pidiendo a la gente es que no salga a las calles si no es necesario. Hay gente que quiere estar en la calle buscando gasolina y eso es un factor de riesgo", comentaba uno de los funcionarios de seguridad consultados por LA PRENSA.

De acuerdo a los uniformados la medida de bloquear el acceso a algunas estaciones de servicio se tomó luego del alboroto que se han registrado en los últimos días por la falta de combustible en las estaciones de servicio que hay en la región.

Alboroto y caos en Pata e' Palo

Por quinto día consecutivo en las estaciones de servicio activas en el estado se vio un despelote por el desespero que tienen los choferes por abastecerse de combustible. El último capítulo de esta guerra por la gasolina se vivió en la bomba ubicada en Pata e' Palo en donde las personas denunciaron maltrato por parte de funcionarios de seguridad.

Según pudo confirmar LA PRENSA la estación de servicio empezó a surtir gasolina a las 10:00 de la mañana. En un principio fueron sólo los funcionarios policiales los que tuvieron acceso al combustible. Médicos y periodistas echaron de forma graneadita.

"Es una falta de respeto lo que se vive en esta gasolinera. Las personas vienen y son maltratadas por los uniformados", decían los consultados.

Trabajan con miedo

El miedo se ha sembrado en los camioneros que trasladan frutas y verduras. Según denunciaron los conductores este martes a LA PRENSA muchos tienen miedo que la fruta se les dañe, pues en las estaciones de servicio sólo están colocando 30 litros a los camiones.

"Tenemos una mercancía de cambures que si no la entregamos esta semana se pierde. Son unos 300 o 350 dólares en frutas.", denunciaban los conductores.

De acuerdo a lo dicho por los choferes las frutas y verduras no están saliendo de los campos, pues no hay cómo trasladar la mercancía.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Otras Noticias
Locales

El arte de José Ruiz conmueve corazones 

| comentarios

Locales

Semana Santa será "libre" para los escolares

| comentarios