Expertos: Al coronavirus lo mata la solidaridad

logo170

Lorena Rojas | LA PRENSA de Lara.- Un virus que no distingue colores, ideologías ni fronteras. Covid-19 enciende las alarmas en su punto más alto en Europa tras registrarse el récord de 467 muertes en un día en Italia, aún teniendo uno de los mejores sistemas de salud del mundo.

Un llamado a la conciencia, solidaridad, aislamiento social y respeto al estado de alarma hacen los médicos del continente europeo al mundo, pues el pasado lunes cada 16 minutos fallecía una persona en un centro hospitalario de Madrid, España, donde al cierre de la jornada sumaron 88 personas fallecidas.

Entre lágrimas e indignación por no darse basto para atender a tantos contagiados por el coronavirus en España, el médico Jesús Candel quien trabaja en el Hospital de Granada asegura que "este virus lo mata la solidaridad, le pedimos a la gente que no piensen que ellos están enfermos, que piensen que van a salvar vidas, eso es lo único que va a matar a este virus porque ahora mismo no tenemos la medicina, la cura".

Lo declarado por Candel se debe ante el colapso de centros de salud y las limitaciones de materiales de protección individual. "Es muy duro trabajar así. Ya no sabemos qué decirle a la gente para que se queden en sus casas", asegura Candel. Actualmente en Madrid han impuesto 903 multas por no cumplir con las restricciones de tránsito del estado de alarma.

La enfermera profesional Tatiana Alfaro egresada de la Universidad de Cartagena, Colombia, quien trabaja en Hospital San Giuseppe de Milán, Italia desde hace 12 años, hizo rodar un video para concienciar a la sociedad.

Ella, quien vive en primera línea el colapso sanitario de Italia, comparó el sistema de salud italiano con el de Cartagena y aconsejó que en el país "el toque de queda no solamente debe ser de noche, sino 24 horas, sobre 24", asegurando que Colombia no cuenta con el equipo médico y el personal sanitario para enfrentar la emergencia.

"Les pido por favor a los habitantes de Cartagena que se queden en casa, no son días para tomar cerveza, ni para estar en las esquinas", resaltando que el contagio es inevitable pero se puede evitar el colapso de las salas de emergencia.