Crédito: Archivo

Sector empresarial a punto de colapsar

Daimar Díaz | LA PRENSA de Lara - La cuarentena social que decretó Nicolás Maduro como medida de prevención para evitar la propagación del coronavirus ya tiene varios pacientes con mucho malestar, pánico y angustia. El gremio industrial, empresarial y comercial de Lara ya presenta síntomas pocos normales cuando apenas suman 4 días de la aplicación de la medida, pues el sector teme llegar a números rojos que los haga ir a la quiebra definitivamente.

Desde la Cámara de Comercio de Lara, Fedecámaras y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) de Lara alertan que si el ausentismo laboral actual, la falta de gasolina, la nula producción y la poca comercialización siguen, el ramo terminará desapareciendo. Los representantes de cada ente también muestran mucha incertidumbre porque no saben a ciencia cierta la cantidad de días que abarcará la cuarentena, es decir, si son 40 días como lo dice el término o serán más.

"La gran interrogante es la capacidad de soporte de una empresa que no tiene ingresos y debe cumplir con el pago de nómina, impuestos y servicios, que ya tiene en declive a las pequeñas, medianas y grandes industrias, lo que las asfixia y que en un lapso no mayor a seis semanas podrían colapsar". Fue el breve análisis que hace Mohamed Hussein, presidente de la Cámara de Industriales, al explicar el panorama que los hace improductivos y que mientras menos dinero tengan con el pasar de los días, los compromisos y deberes laborales no se podrán cumplir.

Algunas empresas se han visto obligadas a tomar medidas y elaborar planes de contingencia que les permita laborar, manteniendo las medidas de seguridad para prevenir el contagio por coronavirus, sin embargo el impacto que manejan en estos cuatros días rompió cualquier estrategia, así coincidió con Hussein el representante de Fedecámaras, Giorgo Reni.

"Aunque la paralización de las actividades afecta a todas las empresas por igual, las que no pertenecen a las grandes industrias tienden a no poder recuperarse con facilidad, pues su patrimonio y capital es menor y los números rojos se hacen más evidentes", acota Reni.

Trabajar en horarios especiales, bien sea en guardias entre dos o tres días a la semana y con el mínimo de su personal o dar vacaciones colectivas son algunas de las alternativas que aplican las empresas que se mantienen operativas, además de equipar a sus trabajadores con mascarillas, guantes, gel antibacterial y jabón para mantener los controles sanitarios, pero acotan que esto es insuficiente porque si la cuarentena se extiende, los niveles de producción nunca levantarán, además de que la escasez de gasolina los golpea.

"Que no surtan gasolina a las empresas que no estén vinculadas con salud o alimentos (habilitadas para surtir por orden gubernamental) es muy grave porque es hundirnos a todos, ya esto no es político", expresó Héctor Contreras cuando detalla la situación de empresas que aunque siguen activas también se ven afectadas.

Medida impacta en los alimentos

Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro, dijo que el aislamiento decretado por Maduro podría causar graves efectos en cuanto al abastecimiento de alimentos.

"Las medidas de aislamiento si no son aplicadas de manera ordenada pueden tener un impacto importante en cuanto al abastecimiento de alimentos", señaló Hopkins, quien también aseguró que las poblaciones fronterizas están siendo las más perjudicadas.

"Tenemos restricción de entrada y salida de vehículos. Pero, en los centros poblados los alimentos vienen de esas zonas rurales. Se debe evaluar qué puede salir y en qué condiciones saldrán esos transportes de alimentos; y cómo entran y salen de los principales centros poblados, y en esos estados la movilización está limitada", explicó el líder gremial.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias