Madre de niño asesinado: No creo que mi hijo esté en el Guaire

Luis Felipe Colmenárez | LA PRENSA de Lara.- El caso del niño de tres años que supuestamente fue violado y asesinado por su tío en Caracas, ha generado una ola de comentarios llenos de indignación que llevaron a la madre y abuela del pequeño a declarar para dar su versión de lo ocurrido.

Yelitza López, madre del infante, afirma que no cree que el cuerpo haya sido arrojado al río Guaire tal y como confesó su hermano Hartlin Mora Bello (37).

"El que lo tenga que nos lo entrega y si está muerto que mi hermano nos diga donde está" expresó la mujer.

López, quien se encontraba en Colombia al momento del suceso, alega que nada se logra con querer asesinar al agresor si el cuerpo sigue sin aparecer.

Asimismo, detalló que el pasado 5 de marzo logró tener contacto con su hermano, quien le pidió perdón por lo que hizo.

"No te puedo perdonar por el dolor que llevo como madre" fueron las palabras de la mujer que afirma que su madre y su sobrina también se encuentran destrozadas por lo ocurrido.

Por otra parte, Norma Bello, abuela del niño y madre de Mora se defendió de quienes la acusan de ser cómplice, alegando que es incapaz de asesinar a una persona.

Pide además que la dejan en paz pues el acoso de las personas la "estaban volviendo loca".

Mora confesó a funcionarios del CICPC haber abusado sexualmente de su sobrino, asesinarlo y lanzarlo al río Guaire, sin embargo en vista de que el cuerpo sigue sin aparecer, el hombre ha cambiado su versión de lo ocurrido. Se sospecha que el pequeño haya sido enterrado en otro lugar.

La abuela relató que visitó a su hijo en compañía de su nieto, sin embargo al momento de regresar a su vivienda el niño le pidió quedarse para ver televisión.

A los dos días, el abusador denunció que la madrugada del 1 de febrero, al salir de una fiesta, iban caminando por Antímano y tres hombres armados a bordo de un Toyota Yaris color rojo los interceptaron y montan en el vehículo, y solo a dos cuadras lo lanzan a él a la calle y se llevaron al niño.

No obstante, al revisar su vivienda fue encontrado un rastro de sangre que coincidía con el ADN del padre del niño, lo que significa que pertenecía al infante. Asimismo, fue hallado semen en la ropa del pequeño.

Ante al falta del cuerpo, existe la posibilidad de que el acusado salga en libertad, por lo que la comunidad ha mantenido una serie de protestas para exigir justicia.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Otras Noticias