A un año del apagón: 365 días de mentiras gubernamentales

Osman Rojas D. | LA PRENSA de Lara - El reloj marcaba las 4:55 del 07 de marzo del 2019. Era un día normal, caluroso, como la gran mayoría de los días del primer trimestre del año. Durante toda la mañana, y lo que iba de tarde, no había pasado nada que hiciera presagiar que Venezuela estaba por iniciar uno de los capítulos más dramáticos de su historia hasta que, de un momento a otro, el país entero se quedó sin energía eléctrica.

Desde ese momento el miedo y la angustia se apoderó del venezolano. Como pólvora en las redes sociales empezó a correr el rumor de que un apagón nacional había sacudido al país. Luis Motta Domínguez, para entonces ministro de Energía Eléctrica, apareció en las pantallas de VTV para decir que el bajón de luz había sido producto de un ataque al sistema eléctrico y dijo que eran 11 los estados que estabas sin el servicio, pero la realidad era otra, pues el corte no era producto de una guerra eléctrica y no eran 11 sino 23 los estados que estaban en completa oscuridad.

Las horas fueron pasando y la angustia fue creciendo. ¿Qué pasa con la luz? era la pregunta que todo el mundo se hacía. Los expertos pedían paciencia para solventar un problema que se hacía más grande conforme pasaban las horas, pues el problema energético trajo consigo fallas en la telefonía celular y agua potable. Al final no fue ni uno, ni dos, sino cinco los días en los que el país permaneció en la penumbra. "Fue como una pesadilla. Los días eran eternos en ese momento", comenta Yesenia Fuentes, ama de casa que vivió días de angustias.

El 12 de marzo, en horas de la mañana, empezó a activarse la electricidad en el país. Primero fue Caracas y las zonas del oriente. En Lara el servicio fue restablecido de forma paulatina. A las 12:00 del mediodía parte de la avenida Venezuela se iluminó. El norte y el oeste fueron sumándose a la lista. A eso de las 5:30 de la tarde el 90% del estado tenía luz. Sólo en Sarare se registraban algunas zonas sin el servicio.

Trece días después la aparente normalidad se terminó. A la 1:21 minutos de la tarde el país volvió a quedarse sin energía eléctrica. Una vez más no hubo un comunicado oficial por parte de las autoridades. Los medios de comunicación informaron que fueron 16 los estados que se quedaron sin energía durante ocho horas. Jorge Rodríguez, ministro de comunicaciones dijo que se recibió un nuevo ataque al sistema eléctrico, pero no detalló qué tipo de ataque era.

La oscuridad apareció una vez más el 29 de marzo a las 7:10 de la noche. Era el tercer apagón nacional en menos de un mes. Esta vez la interrupción del servicio duró cuatro días. Al igual que pasó en los anteriores casos, hubo silencio total por parte de las autoridades que sólo se limitaban a decir que se aplicarían cronogramas de administración de cargas (racionamiento). El último de los sacudones eléctricos apareció el martes 09 de abril. Un mes y dos días después de registrado el primer apagón.

Para ese entonces el Gobierno nacional prometió que en un lapso de 30 días se solventarían los problemas. Este tiempo se extendió a 90 jornadas para luego convertirse en un año. ¿Cuál es el problema que hay con el sistema eléctrico en Venezuela? Es la interrogante que ninguna persona en el país puede responder, pues mientras desde el Gobierno nacional se sigue apostando por la teoría de sabotajes al sistema, los expertos en la materia señalan que, si la luz no funciona, es porque en un período de 14 años no se hicieron las inversiones necesarias para mantener el servicio óptimo.

Lo que más indigna a las personas es la poca información que hay en el país sobre esta realidad. En un lapso de 365 días el Gobierno nacional ha mostrado hipótesis poco creíbles. Pues, del ataque cibernético anunciado por Nicolás Maduro a mediados del mes de marzo, se pasó a explosiones y ataques terroristas. Todas estas teorías han sido modificadas conforme pasan los días pues, cuando el discurso se agota, es modificado en medio de una promesa de estabilidad.

Lara no ha escapado al mar de dudas en el que se ha convertido el país. En la región los dirigentes políticos se apegaron a la línea nacional y condenaron los ataques que, según el Gobierno, se hacían desde Estados Unidos; sin embargo, el 05 de septiembre del año pasado Carmen Meléndez, gobernadora de la entidad, explicaba a los medios de comunicación que, si la región seguía sufriendo por los racionamientos eléctricos, era porque la entidad compartía energía con el estado Zulia.

Una vez más la teoría gubernamental fue refutada por los expertos. Antonio Patiño, especialista en electricidad, comenta que técnicamente es imposible compartir energía con el Zulia, lo que desnuda la improvisación que hay en el discurso.

A todas estas, el país va a cumplir un año sumido en constantes apagones. De acuerdo a portales informativos son 23.860 fallas eléctricas en doce meses lo que evidencia una profunda crisis. Los larenses ya no saben qué esperar de la situación, pues nadie informa sobre un problema que arrancó en el 2019 y se sigue acentuando en este 2020.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Otras Noticias
Apagon

Apagón del 7-M dejó saldo mortal en Venezuela

| comentarios