Sector Industrial, aún no se recupera del gran apagón

Osman Rojas D | LA PRENSA de Lara.- El 07 de marzo del 2019 marca un antes y un después en la vida de todos los venezolanos. Ese día el país sufrió el primero de los cuatro apagones que sacudieron al país en un lapso de 124 días.

Fue también el inicio de los racionamientos eléctricos disfrazados bajo el nombre de Plan de Administración de Cargas (PAC) y el comienzo del desplome del sector industrial y comercial en el país. 

De acuerdo a lo expresado por expertos en la materia, desde hace un año la producción ha caído al menos en un 82%. "No nos hemos podido levantar de los golpes eléctricos. En estos momentos la capacidad productiva es de un 18%. Algunas empresas alcanzan el 20% de productividad, pero son muy pocas", reconoce Giorgio Reni, presidente de la Cámara de Industriales en el estado Lara y representante de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras).

Aunque todavía no hay una cifra oficial de cuántas empresas han ido cerrando en el país debido a las complicaciones de los bajones y apagones eléctricos, Reni explica que las que están operativas se encuentran en una especie de paro forzoso, pues hay sectores en las zonas industriales que reportan diariamente cortes en las horas laborables algo que, a juicio del empresario, compromete seriamente al sector industrial.

"Lo lógico es que no nos corten la luz en las horas laborales, pero eso no pasa. Hasta el momento seguimos sufriendo de bajones eléctricos que comprometen a toda la industria", dice el consultado por LA PRENSA.

Los cortes eléctricos no sólo afectan la producción de la industria sino el desenvolvimiento de los trabajadores. En la gran mayoría de empresas se registra ausentismo laboral diario, pues muchas personas no pueden dormir o cocinar y no llegan a los puestos de trabajo.

Pablo Chirinos, presidente de la Cámara de Comercio en el estado Lara, comparte la opinión de Reni y explica que, en este momento las empresas que requieren la utilización de equipos especiales como cavas para resguardar las cadenas de frío son las más afectadas.

"Las carnicerías no pueden mantener como antes el inventario porque es un riesgo. Todo el país se ha ido paralizando producto de los apagones", dice.

El sector comercial es el más golpeado por las fallas en el sector eléctrico, pues las jornadas de trabajo diario se ven acortadas a la mitad. El tema de conexiones es otro aspecto crítico para la industria pues, cuando la luz se va, la señal desaparece y los puntos no pasan.

"Todas estas cosas hacen que los comerciantes se vean profundamente golpeados. La mayoría de negocios cierran", comenta Chirinos.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube

Otras Noticias
Apagon

Apagón del 7-M dejó saldo mortal en Venezuela

| comentarios