Requisa sorpresa deja "desnudos" a detenidos en sede del Cicpc

Jennifer Orozco | LA PRENSA de Lara.- Sábanas, chancletas, uniformes, biblias, manualidades y envases de los reclusos quedaron dentro de un contenedor de basura, luego de que funcionarios del Cicpc, en la sede de la Zona Industrial I, les tiraran una requisa sorpresa. Familiares denuncian que los reos se quedaron "en pelotas" y durmiendo parados en las celdas, además de que fueron maltratados.

El miércoles en la tarde los voluntarios de El Evangelio Cambia, fueron a hacer trabajo social a los calabozos de la sede de la "petejota". Corte de pelo, de uñas y revisión médica, fueron algunos de los beneficios que tuvieron los detenidos ese día. Pero, los familiares denunciaron, que así como hicieron "una buena labor", por otro lado los detectives estaban "pasando raqueta" por las celdas, sacando todo para una presunta limpieza, pero todo lo que sacaron, lo arrojaron en los contenedores de basura.

"Si no nos quedamos aquí vigilando pasa el aseo y se lleva todo. No nos avisaron ni siquiera para que cada familiar retirara lo suyo; lo botaron, lo iban a quemar, rompieron hasta las biblias, las cartas que les enviamos los martes, todo. Además de esto les pegaron porque los detenidos se molestaron, los dejaron desnudos, sin agua y sin cosas de aseo personal", explicó la madre de un reo.

"No pensaron en nada, esos uniformes cuestan dinero que nosotros no tenemos para reponer. No sólo los botaron, los rompieron, tienen sangre, igual que las sábanas. No podemos de la noche a la mañana sacarle ropa de la nada. Hoy (ayer) no fueron a sus audiencias porque no los podían llevar desnudos", aseguraron los familiares.

Aunado a esta denuncia actual, los padres y madres de reos denuncian que hay 160 privados de libertad en una celda de 3 metros por 6 metros, donde no entran ni 20. De este total, hay 30 penados, que no han sido llevados a centros penitenciarios, pues supuestamente no hay patrullas para los traslados. "Lo mismo pasa con las audiencias, dicen que no hay patrullas y ellos salen en tremendas camionetas, están jugando al retardo procesal y al maltrato de los detenidos", aseguran.

La comida es otro tema, pues le deben recibir los alimentos entre las 10:30 de la mañana y las 12:00 del mediodía y a veces se hacen las 5:00 de la tarde y no las han recibido. "Nos abren los envases mientras nos insultan, ligan toda la comida, los viernes no nos reciben granos, pero nos dicen que podemos traer chucherías, pero es para comérselas ellos. Cuando traemos pastillas nos dicen que las reciben si les traemos un dólar o un refresco de dos litros para ellos", dijeron.

Además los reos enfermos no son llevados al hospital, así tengan boletas abiertas de traslado.

Este numeroso grupo de familiares se ha dirigido unas 5 veces a la Fiscalía Número 13, según cuentan, de Derechos Fundamentales, pero la denuncia no es atendida. "Ayer llegamos con una carpeta amarilla, denunciamos los maltratos hasta con pruebas y engavetaron la denuncia como ha pasado otras veces, exigimos que alguien nos preste atención, porque los jefes de aquí tampoco dan la cara", revelaron.

Estos familiares aseguraron que harán protestas hasta que alguien los escuche, pues dicen que la situación es extrema.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube

Ver más:
Otras Noticias