Venezuela es caldo de cultivo para el coronavirus

Ana Uzcátegui | LA PRENSA de Lara.- "Venezuela es un caldo de cultivo para que el coronavirus (COVID-19), llegue y se contagie rápidamente en la población", así lo advirtió el presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, José Trujillo, médico internista, ante la confirmación de un caso en el vecino Brasil y la sospecha de contagio de varias personas en Bolivia y Chile.

La falta de un boletín epidemiológico actualizado desde noviembre de 2017, la escasez de más del 85% de los medicamentos según la Federación Farmaceútica de Venezuela, lo vulnerable que está la población nutricionalmente, según alertó la ONU y el colapso que registra la red sanitaria en su infraestructura, el déficit de equipos y especialistas, son motivos que develan la poca capacidad de respuesta que podría tener el país para atender la neumonía viral.

"En Lara no podríamos ni dar un diagnóstico certero", alertó René Rivas, presidente del Colegio de Médicos, al señalar que los laboratorios de la entidad no cuentan con reactivos para realizar pruebas serológicas que determinen con precisión, cualquier infección inmunológica.

"Hasta ahora se sabe que el se incuba en el organismo por 14 días, es decir, los síntomas tardan en manifestarse dos semanas, en ese tiempo el virus es altamente contagioso", señaló, después es que aparece la tos seca sin mucosidad nasal, la fiebre, el dolor de garganta y las dificultades para respirar.

"Cuando hay dificultad para respirar o infiltración pulmonar es que el paciente puede estar en alto riesgo de muerte y debe ser aislado y tratado en cuidados intensivos. La dificultad que existe en Lara para tratar estos casos es que ni en el Hospital Central ni en ningún ambulatorio se diseñaron espacios especiales para aislar a algún paciente y eso se evidencia en las emergencias, cuando las camillas están pegadas una con otras", indicó Ruy Medina, exdirector sectorial de Salud.

Sin equipos

Medina asegura que tampoco hay suficientes ventiladores mecánicos para tratar casos graves. "En el Hospital Central sólo existen ocho ventiladores mecánicos para dar respiración a pacientes, seis están en la Unidad de Cuidados Intensivos y dos en la Emergencia", expresó. Este centro asistencial cuenta con aproximadamente 464 camas y 34 camillas en la Emergencia. El galeno recuerda que en el 2013 le tocó atender casos de la gripe H1N1 y en esa ocasión fallecieron cinco personas.

"No estábamos tan colapsados, había una campaña informativa, existían fuertes controles en aeropuertos, fronteras y peajes y contábamos con ocho ventiladores mecánicos tan sólo en la Emergencia", recordó.

Luzmila Leal, médico internista, sostiene que la situación es tan grave que el Hospital Central se quedó sin servicio de Rayos X y no tiene tomógrafo. "Cómo damos un diagnóstico preciso o descartamos dudas si no podemos realizar una radiología de tórax o una tomografía para determinar el estado de los pulmones", comunicó.

Los hospitales y ambulatorios registran fallas continuas en el servicio de agua potable, carecen de jabón para desinfectar áreas, y su personal no cuenta con los suficientes tapabocas o guantes ante contagios, además tampoco hay los suficientes especialistas. El Hospital Central o el Pediátrico Agustín Zubillaga sólo tiene dos epidemiólogos, cuando debería tener 12 cada uno. Déficit de infectólogos, internistas, pediatras y enfermeras, ponen cuesta arriba la atención.

Cero controles

José Trujillo, presidente de la Comisión de Salud de la AN, indicó que aunque Venezuela no tiene vuelos directos con el continente asiático o europeo, el gobierno no ha activado un cerco epidemiológico en las fronteras. "Maduro mantiene relaciones comerciales con China, Rusia e Irán, países donde hay casos de coronavirus, eso representa que hay un ingreso continuo de personas desde esos países a Venezuela, además resulta inaudito que con un caso confirmado en Brasil no se hayan activados controles especiales fronterizos", expresó.

Tras registrarse una emergencia humanitaria, Trujillo señala que Venezuela ha sido responsable de la propagación de enfermedades transmitidas por vectores en países como Colombia y Brasil, considerando que gran cantidad del flujo migratorio pasa por canales irregulares como trochas. Alerta que criollos han expandido hacia estas zonas desde malaria, dengue, mal de Chagas, leishmaniasis, zika o chikungunya.

"Exigimos un informe epidemiológico para prepararnos porque con un sistema de salud destruido un virus como este terminará de acentuar la crisis". A su criterio los controles migratorios que aplica el gobierno en aeropuertos han quedado rezagados de las recomendaciones internacionales.

Sostiene que es urgente que se active una campaña informativa en los medios de comunicación social. "El gobierno busca ocultar información, las personas deben lavarse continuamente las manos, evitar aglomeraciones, consumir vitamina C, tener tapabocas, sobre todo si el paciente es inmunosuprimido, sufre de asma, afecciones respiratorias, está embarazada o presenta alguna enfermedad porque el riesgo de contagio es mayor", alertó.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube. 

Otras Noticias
Locales

Dinero en efectivo escasea en los comercios

| comentarios