Familiares enardecidos exigen atención de parturientas

Daimar Días | LA PRENSA de Lara.- Las irregularidades en la maternidad del Hospital Central nuevamente se hicieron presentes. Familiares de parturientas ingresadas el viernes en horas de la mañana, denunciaron que desde el pasado sábado el centro de salud no contaba con suficiente personal médico que atendiera a los recién nacidos, por lo cual ayer miércoles no había sido dado de alta, por no contar con pediatras y obstetras que evaluaran a los pequeños y sus madres.

Según relataron los familiares las condiciones de la maternidad no son higiénicas para mantener por mucho tiempo a los bebés, ya que manifestaron que los malos olores proveniente de los baños llegan hasta los cuartos, y los zancudos no dejan conciliar el sueño.

"Los recién nacidos están todos picados por los zancudos, las mamás no pueden dormir tranquilas porque deben desvelarse para espantar la plaga", denunció Margot Reyes.

Los parientes también aseguraron que las madres se mantienen en la maternidad sin recibir una alimentación adecuada, pues sólo pasta con vegetales una vez al día era lo que supuestamente les daban hasta el lunes en la tarde.

"Dijeron que se habían quedado sin comida, pero si nosotros traemos tampoco la dejan pasar, no podemos dejarlas que mueran de hambre", comentó Jéssica Rodríguez.

Pero en horas de la tarde los ánimos se caldearon, entre los pediatras recién aparecidos y los familiares, quienes exigían la valoración y el alta de sus familiares, pero según, los maltrataron verbalmente y no querían atenderlos por ser "exceso de trabajo", lo que causó que los familiares protestaran frente a la dirección del hospital.

Otras Noticias
Locales

Fallecido por COVID-19 en Lara ya fue cremado

| comentarios

Locales

Gobernadora confirma muerte de Trino Velazco

| comentarios