Manuel Piña: su reto, superar las barreras metales 

Víctor Rodríguez | LA PRENSA de Lara.- "El año pasado para mí fue de back up, jugaba una vez a la semana o cada diez días y fue un poco difícil al ajustarme a ese nuevo rol porque tenía dos temporadas siendo titular. Al principio, me pegó mucho mentalmente no poder salir a jugar y no demostrar cuando yo quería sino cuando el mánager lo decidía, pero ahora el rol de este año va a ser diferente", expresó de manera exclusiva a LA PRENSA el catcher Manuel Piña, cuando detalla los objetivos que espera cumplir en la venidera temporada de las Grandes Ligas. 

El barquisimetano espera superar las barreras mentales del año pasado sobre todo luego de conocer que Yasmani Grandal llegó a un acuerdo con los Medias Blancas de Chicago y le dejó el camino despejado con los Cerveceros de Milwaukee. De hecho, el careta se siente convencido que el 2020 tendrá más oportunidades para él.

"Pienso que voy a tener más acción en el juego, esperemos que este 2020 sea muy exitoso", reveló el catcher de 32 años que hasta no hace mucho estuvo en su tierra natal compartiendo con sus seres queridos y entrenando con su preparador físico. 

Grandal llegó la temporada pasada a Milwaukee y dejó relegado al banco a Piña, jugó en 153 partidos y dejó promedio ofensivo de .246, despachando 28 jonrones e impulsando, 77 carreras. Mientras que el oriundo de la Ruezga apareció en 76 juegos y apenas bateó .226 con 7 jonrones.

Desde finales de noviembre, "Manny" se ha estado preparando, luego de tomarse mes y medio de descanso en los que les dedicó a su familia para pasar más tiempo.

"Gracias al trabajo con mi preparador físico me siento listo para jugar, si es posible mañana mismo. Seguiremos preparándonos física y mentalmente más que todo porque es una temporada larga de 9 meses contando los spring training. Es primordial tener la mente preparada y 100 por ciento concentrado en lo que viene", destacó.

Piña recuerda la dolorosa caída en el juego de "wild card" ante los Nacionales de Washington ya que para ese entonces no había margen de error porque era sólo un juego y era "matar o morir", pero que ya la página está pasada y el equipo se mantiene fuerte para ir por más este año.

"Uno como catcher, la comunicación con el lanzador es primordial y en eso trabajaré este año. Hablar con el pitcher, qué pitcheo puedo pedir en esta secuencia y en otras. Si hay un lanzador nuevo necesitaré hablar con él para saber su repertorio, todas esas cosas tenemos que hablarlas día tras día", analizó lo que será su séptima temporada en la gran carpa.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Ver más:
Otras Noticias
Béisbol

EXTRABASES DE ALFONSO SAER 20/03/2020

| comentarios