Ahora para salir, hay que llevarse hasta el agua que se va a tomar en la calle o a donde vas de paseo, porque es casi imposible comprar a los vendedores informales por lo caro.

Jenny Santana

Ingeniero

Venimos en grupos grandes y cada quién trae algo para compartir y así podemos ahorrar dinero, además de que cada quién se viene con el almuerzo de su casa y la botellita de agua para la sed.

Karla Rivero

Ama de casa

Aproveché de traer a los niños temprano para que se distraigan un rato pero a la hora de la comida nos regresaremos a la casa, porque los ingresos no alcanzan para comprar comida de la calle.

Alejandro Tovar

Consultado

Vinimos a disfrutar de las piscinas pero traje todo lo que es de comer, para evitar gastar dinero comprando chucherías que es lo que sale más caro comprar en los parques.

Iris Aguilar

Ama de casa

Guaros disfrutaron carnavales buscando el ahorro

Daimar Díaz | LA PRENSA de Lara.- "Disfrutando del Carnaval, pero limitados", así definen los guaros su forma de disfrutar las actividades carnestolendas donde el ahorro y el sacrificio de muchos gustos lo aplicaron para poder disfrutar en familia.

Aunque los parque y sitios turísticos de Barquisimeto han estado full de visitantes, los padres comentan que les toca hacer de tripas corazón para poder regalarle a sus pequeños un día diferente.

Cargados con grandes bolsos, reemplazando los refrescos por bebidas instantáneas, dejando a un lado las chucherías y sin poder complacer los antojos de los niños, los padres trasladaban a sus muchachos con el objetivo de no gastar tanto dinero. Comida hecha en casa y si es posible caminar para ahorrarse el transporte era otra de las formas para disminuir costos.

"Todo está sumamente caro y se trata de gastar lo menos posible. Antes de salir se habla con los niños de que no pueden pedir nada porque no hay dinero para comprarlo", expresó Iris Aguilar, uno de los métodos que aplicó cuando los sacó a pasear. La mujer explicó que dejó de comprar refresco en casi Bs. 100 mil para adquirir un jugo en polvo en Bs. 10 mil.

Foto: Jesús Hernández

En el Parque del Este, uno de los sitios más concurridos, pues no pagan entrada, los padres iban preparados con sus viandas, mientras que en el Mundo de Los Niños los representantes sólo cancelaban el ticket de ingreso y en sus morrales ya tenían garantizado su almuerzo.

"Hemos disfrutado en familia, pero ya no nos podemos dar el lujo de comer en la calle, todo está muy costoso y es mejor gastar lo menos posible", expresó Ricardo García, otro de los consultados.

En el monumento Manto de María se apreciaban familias disfrutando del paisaje, mientras los comerciantes informales estaban solos. "Venimos después de almuerzo para no vernos obligados por el hambre a tener que comprar algo, con la botellita de agua es suficiente para pasar la tarde", aseveró Karla Rivero.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube

Ver más:
Otras Noticias