Tiroteos y abatidos llenan de sangre las calles de Lara

Euseglimar González | LA PRENSA de Lara.- La sangre, las balas y la muerte hicieron que la tercera semana de febrero fuera de terror, pues durante casi cinco días, se han contabilizado 12 hombres que recibieron impacto de bala en presuntos enfrentamientos contra grupos tácticos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El lunes seis personas murieron, el miércoles dos y ayer fueron abatidas cuatro personas en diferentes sectores de Barquisimeto y todos son señalados como presuntos delincuentes.

Ayer a las 11:30 de la mañana la cifra siguió ascendiendo cuando vecinos del sector 3 de La Carucieña sintieron un ola de disparos que definieron como una "guerra".

Más de ocho detonaciones escucharon, y al mismo tiempo veían a funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), quienes ocuparon toda la calle, que queda justo frente de la escuela José Miguel Contreras.

Según una fuente policial, los uniformados llegaron al sector, pues estaban en labores de investigación para dar con la captura de los miembros de la banda del "Santanita" (sospechosa de planear el secuestro-homicidio de un comerciante árabe en enero).

Cuando estaban en el sector 3 observaron a un hombre, que supuestamente, salió corriendo apenas vio la comisión. Detallaron que el individuo se metió entre las veredas para lograr escapar, pero los policías se fueron tras él, quien al verse acorralado habría disparado contra ellos.

En medio de los disparos cayó malherido Ángel Eduardo Manzano (19), apodado el "Eduardito". Al joven lo montaron en una patrulla y se lo llevaron hasta la Emergencia del Seguro Pastor Oropeza, pero tras ser ingresado los médicos informaron que no tenía signos vitales, pues recibió un impacto de bala en el pecho.

"Eso fue horrible, se escucharon muchos tiros, no sabíamos qué pasaba. Una profesora hasta se desmayó del susto", comentó una docente.

Los vecinos salieron a ver qué ocurría, pero no pudieron informarse, pues los uniformados tenían resguardado la zona en donde ocurrió el tiroteo. Algunos de los vecinos detallaron que cuando se generó el tiroteo, supuestamente, veían cómo los policías disparaban y corrían.

Cinco horas antes

Cinco horas antes los residentes de la carrera 7 con calle 9 de Barrio Unión, vivieron una situación similar, pues escucharon una ráfaga de disparos, y cuando se asomaron en los rieles del tren, vieron a muchos funcionarios de las FAES y de inmediato supieron que se trataba de un muerto.

José Leonardo Medina (26) conocido como "Leo", murió luego que, presuntamente, se negó a entregarse, pues los uniformados estaban tras su pista.

Según información policial, el hombre robaba a quien sea por los rieles del tren y tras varias denuncias se fueron hasta el sector para darle captura.

Ayer familiares de "Leo" llegaron a la morgue para preguntar si había sido ingresado un cadáver con sus características, pues aseguraron que el hombre estaba desaparecido desde el miércoles. A los pocos minutos, un trabajador de la morgue les confirmó que el cuerpo estaba allí; la esposa rompió en llanto al escuchar esas palabras.