Crédito: Cortesía

Identifican a implicados en caso Fátima

Hildamar Chávez | LA PRENSA de Lara.- Las autoridades mexicanas identificaron a la mujer que se llevó del colegio a Fátima Aldriguett Antón, niña de siete años que fue secuestrada, brutalmente torturada y asesinada en Ciudad de México. 

Fue a través de su cuenta de Twitter que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, informó que este miércoles fue posible conocer la identidad de la mujer que se llevó a la menor del colegio, así como la de un hombre que posiblemente habría participado en los hechos. 

Los presuntos secuestradores fueron identificados como Giovana N y Mario N.  La mujer fue hallada en la casa número 17 de la delegación Xochimilco, al sureste de la ciudad. Medios digitales informan que fue el casero quién otorgó la dirección de la secuestradora a las autoridades. 

En la vivienda se encontraron los zapatos de la niña, cinturones llenos de sangre, y la ropa que llevaba Giovana el día que se llevó a la pequeña de la escuela, según reseña El Pitazo. 

La jefa de Gobierno de la capital mexicana, Claudia Sheinbaum, se pronunció para agradecer a quienes colaboraron con información para dar con el paradero de una de las involucradas en el crimen.

De acuerdo con los reportes, Mario es un bicitaxista y sería el responsable de la privación de libertad de Fátima. El vocero de la fiscalía mexicana indicó que el delito de sustracción con el objetivo de provocar un daño, más feminicidio, tendría una pena de entre 80 y 140 años de cárcel. 

El funcionario también reveló que en el domicilio se encontraron huellas, manchas y demás datos que serán procesados.

El crimen

La pequeña Fátima fue a la escuela y no regresó. El 11 de febrero su familia realizó una denuncia por la desaparición de la pequeña que esperaba a su madre al salir de clases.

Imágenes obtenidas por cámaras privadas de seguridad privadas exhibieron como una mujer (ahora identificada) se lleva a la menor del centro educativo. También muestran a un vehículo de color blanco que podría estar involucrado en el delito.

Tan sólo seis días después, el cuerpo de la niña fue encontrado por un vecino cerca de donde estudiaba y a unas calles de su casa. Estaba dentro de un costal envuelto en una bolsa plástica, desnudo y con claros signos de tortura. 

El crimen de la pequeña que soñaba con ser médico, horrorizó a la nación que aún no se recupera del brutal feminicidio de Ingrid Escamilla, ocurrido hace tan solo una semana también en Ciudad de México. 

Personal de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México acudió al lugar y activó el protocolo de feminicidio por las condiciones en las que fueron hallados los restos de la niña.

Ulises Lara vocero de la fiscalía, confirmó la identidad de la menor tras un examen genético del cadáver.

Ofrecen recompensa

Cámaras privadas lograron captar el momento en que la sospechosa camina por las calles de la zona con la menor. La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México ofreció este lunes una recompensa de 2 millones de pesos (unos 107.700 dólares) para encontrar al asesino y las personas implicadas en la sustracción de la menor que apareció muerta en un basurero al suroriente de la capital.

La sustracción, la privación de la libertad y el asesinato de la niña, que desapareció de forma oficial en la alcaldía de Xochimilco, también al sur de la capital, habrían ocurrido en un radio menor a los dos kilómetros.

Confirma necropsia de Fátima

De acuerdo con la información que arroja la autopsia del cuerpo de Fátima, se confirma que la pequeña fue abusada sexualmente y sufrió diferentes torturas. Así lo aseguro Ernestina Godoy Ramos, fiscal de Ciudad de México durante una conferencia de prensa. 

Asimismo, afirmó que la escuela dejó ir a la pequeña porque ella misma, reconoció a la mujer que se la llevó.

Godoy agregó que los protocolos de búsqueda se cumplieron y activaron para dar con su paradero, sin embargo, no fueron suficiente para ubicarla a tiempo. 

Tras las fallas detectadas, la fiscal detalló que hay una investigación sobre la actuación de instancias de la dependencia y que cualquier acto de negligencia u omisión en el caso de Fátima Cecilia, será castigado. "Cualquier acto de omisión o negligencia que sea detectado será sancionado conforme a la ley" dijo.

Frustración por el retraso

Muchos cuestionan la forma en como las autoridades mexicanas manejaron el caso en un principio. Familiares de la menor denunciaron que en la Fiscalía se negaron desde un comienzo a recibir la denuncia de la desaparición, pues de acuerdo con sus protocolos es necesario esperar 24 horas para dar inicio a la búsqueda.

"Si nos hubieran brindado realmente más apoyo mi hija seguiría viva", dijo María Magdalena Antón, madre de Fátima.

"El mismo día que se perdió mi hija no se pudo levantar ninguna denuncia, la hicimos hasta el día siguiente" agregó.

"Su carita está muy morada"

A Fátima Cecilia de 7 años, no solo la violaron, sus feminicidas también le extrajeron los órganos y la dejaron sin dientes por los golpes. Así lo dio a conocer su madre tras ver el cuerpo de su pequeña en el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) de la Ciudad de México.

Su carita está muy morada, golpeada, le tumbaron sus dientecitos. Ya no tiene los dientes de abajo: se los quitaron. La golpearon muy fuertemente y ya no tiene sus dientecitos

El día 11 de febrero, día en que Fátima desapareció, vestía uniforme escolar: pantalón azul obscuro con franjas blancas y amarillas, y tenis guinda. 

Tras informar el estado en que fue hallado el cuerpo de la pequeña, su tío, Manuel López Guzmán le dedicó un mensaje de despedida a través de su cuenta de Twitter.  "Te amamos, princesa. Ya estás en el paraíso. Nunca olvidaremos tu sonrisa, tus ocurrencias y tu amor por tu familia". 

Un último adiós

Con la presencia de sus familiares, decenas de vecinos y cientos de ciudadanos, este martes fue enterrada Fátima Cecilia, la pequeña víctima de la ola de feminicidios que cubre a la nación mexicana.