Donde vivo no es apto para que habite mi hija, pero no tengo para donde irme, me toca aguantar acá.

Edimar Santeliz

Ama de casa

Mi bebé no duerme tranquilo porque las moscas y zancudos que salen de la basura no lo dejan tranquilo.

Julianny Blanco

Vecina

En Villa Esperanza 1 reclaman ayuda gubernamental urgente

Daimar Díaz | LA PRENSA de Lara - Son 17 años de miseria, desesperanza y abandono. Ese tiempo tienen las 192 familias del sector Villa Esperanza 1 de Barquisimeto esperando por una justa ayuda gubernamental en materia de vivienda, vialidad y servicios básicos.

Gladys Chirinos, habitante del sector desde su fundación hace 17 años, explica que ella y sus vecinos construyeron sus viviendas de zinc, pero que con los años se han ido deteriorando al punto que el techo no los protege del inclemente sol ni de las fuertes lluvias.

Colgar tobos en las vigas para evitar que su humilde hogar se moje, ha sido la solución que Chirinos ha implementado para controlar las goteras y evitar que su madre de 81 años y su hermano de condición especial se mojen durante los aguaceros.

Las lluvias, el implacable sol y hasta los fuertes vientos ponen a temblar a los habitantes de este sector quienes comentaron que en repetidas oportunidades los techos y paredes de zinc de las viviendas se han volado a media noche. "Nos ha tocado salir corriendo detrás de las tapas de zinc, porque están tan viejas que cualquier brisa las levanta y no tenemos dinero para reemplazarlas", expresó Aleida Gomez.

Salud en deterioro

Producto de que las calles no tiene asfalto y cuando llueve todo se convierte en un barrial, las enfermedades virales se apoderan del sector. 100 casos de hepatitis además de 50 de dengue se registraron durante el 2019. "En todas las casas había niños con dengue porque los zancudos andan por todos lados" manifestó Deivis Cano.

La falta de aseo ha convertido la zona en un vertedero. La acumulación de basura ha desatado casos de escabiosis. "Tengo un bebé recién nacido y tiene erupción en la piel, porque toda esa contaminación está detrás de mi casa" dijo Julianny Blanco.

Edimar Santeliz, está entre la espada y la pared. Su hija de cuatro años tiene severos problemas respiratorios y el médico le ordenó desalojar la vivienda porque la bebé está expuesta a la humedad y el polvo. "La salud de mi hija me preocupa pero tengo para donde irme, cada vez empeora por toda la tierra que respira", sentenció.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Otras Noticias
Comunidad

Urbanización Bararida inundada de basura

| comentarios

Comunidad

Comunidad El Milagro tiene ocho meses sin agua 

| comentarios

Comunidad

Vecinos de El Pedregal solventan colapso de cloacas 

| comentarios