Planificación familiar quedó en el pasado

Osman Rojas | LA PRENSA de Lara.- Planificar un embarazo es cosa del pasado. Como un vago recuerdo en la mente del venezolano quedan los días en los que una pareja podía decidir cómo y cuándo traer un niño al mundo, pues la falta de anticonceptivos, el alto costo de las consultas con especialistas (de 15 a 20 dólares) y la casi nula educación sexual que hay en las escuelas y comunidades incrementa la cantidad de embarazos no previstos.

Azorenny Bracamonte, coordinadora del área psicosocial y legal de la Asociación Larense de Planificación Familiar (Alaplaf), comenta que los controles en las personas sexualmente activas han ido desapareciendo paulatinamente lo que incrementa la cantidad de embarazos adolescentes en la región. Según lo explicado por la especialista, en estos momentos hay personas que, ya con 13 años, están embarazadas. La situación se torna mucho más preocupante al ver cómo mujeres con 18 o 19 años van por su segundo o tercer parto

"La no planificación es un tema multifactorial. La mayoría de embarazos no previstos se registran en zonas de muy bajos recursos. Lugares como el Trompillo en donde los habitantes no tienen cómo pagar consultas médicas. También está el tema cultural pues muchas personas siguen viendo el sexo como un tema tabú y no hablan con sus hijos sobre las consecuencias de tener relaciones sexuales sin protección", dice.

El tema de la educación sexual en las escuelas es otro factor clave a la hora de explicar el porqué ya no se planifica cómo antes. René Rivas, presidente del Colegio de Médicos en el estado Lara, explica que en estos momentos el Programa de Salud Sexual y Reproductiva dejó de visitar los planteles educativos. Esporádicamente el Gobierno regala preservativos en las comunidades, pero esto no es suficiente para evitar embarazos. "La medicina preventiva falla en todos los renglones", dice

Aunque muchas personas tratan de compensar la falta de asesoría especializada con la práctica de mitos y teorías sacadas del internet esto no siempre funciona. Mirian Briceño, médico ginecobstetra, explica que ante la falta de anticonceptivos y el alto costo que tienen los pocos que se consiguen, muchas personas utilizan recursos como el método del ritmo, estrategia que consiste en calcular los días en los que las mujeres no están ovulando y tener relaciones sexuales en ese período, pero estas estrategias no son del todo fiables pues fallan en el 20% de los casos.

"No se previene un embarazo de esta forma. Es importante contar con la asesoría de un experto, pero la gente no va a consultas", recalca.

Paren sin control

La falta de planificación familiar se evidencia principalmente en los adolescentes. De acuerdo con las estadísticas que maneja el Colegio de Médicos del estado Lara, en los últimos 48 meses los partos atendidos en la red pública a mujeres menores a 18 años han incrementado hasta en un 30%. "Cuatro de cada diez mujeres atendidas en la maternidad del Hospital Central son menores de edad. Esta es una realidad preocupante desde todo punto de vista", denunció en días pasados el doctor René Rivas, presidente del Colegio de Médicos en la región.

La desaparición de la planificación familiar no es nueva. En el 2018 la Organización Panamericana de la Salud reportaba a Venezuela como el tercer país del continente con la mayor cantidad de embarazos adolescentes sólo superada por Ecuador y Honduras.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube. 

Otras Noticias
Locales

Comerciantes cumplen decreto sobre el horario

| comentarios

Locales

Productores varados por falta de gasolina

| comentarios