"En el Pampero no quieren recibir a los enfermos"

Osman Rojas | LA PRENSA de Lara.- Por la espalda se le veía sus manos amarradas. Andaba descalzo. Caminaba con desesperación de un lado a otro y eran contenido por dos hombres que, inútilmente, intentaba calmarlo. "Está enfermo", dicen las personas que están junto a Bruner Rafael Mendoza Escobar, hombre de 40 años que sufre de esquizofrenia y a quien no le querían dar acceso al Hospital Psiquiátrico del Pampero por las carencias estructurales en las que está sumida la institución.

"Tengo dinero", "no vengo de los Estados Unidos", "me buscan por ser militar", eran algunas de las cosas que este hombre gritaba bajo un sol inclemente frente a las instalaciones del Pampero que se ubica al norte de Barquisimeto. Según cuentan vecinos de la comunidad La Cruz parte baja, lugar donde reside, que a Mendoza no le daban ingreso porque en la institución no había espacio para una persona de su condición.

"Hay un informe médico que indica que él debe ser tratado, pero esta es la segunda vez que venimos en la semana y no lo quieren recibir", denunciaba la Isamar Labrador, vecina y amiga de Mendoza.

De acuerdo al testimonio de Labrador, el señor Mendoza se vuelve agresivo si no está medicado. En la comunidad donde reside, al oeste de la ciudad, hay muchos niños que se meten con él y le hacen daño. "Lo traemos porque no lo podemos tener allá. Estamos pagando carrera a una camioneta para venir hasta aquí pero no lo quieren dejar hospitalizado", comenta.