Carrasquero: "Tensión debe ser una bandera de lucha"

Ana Uzcátegui | LA PRENSA de Lara.- El venezolano debe desmontar esa falsa creencia que quiere hacer ver el gobierno de que todo está tranquilo. Hay un descontento en la población que vive en tensión permanente. Ese mecanismo de movilización debe ser una bandera de lucha para las fuerzas democráticas". A esa conclusión llegó José Vicente Carrasquero, doctor en Ciencia Política, tras analizar los retos que tiene Juan Guaidó y la oposición luego del respaldo obtenido en la gira internacional.

Argumenta que la dirigencia debe "tocar tierra" y empezar a conectar con la gente en los barrios y zonas afectadas por la crisis. "No se puede pensar que Venezuela se reduce a las redes sociales", exhortó. Considera que las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a Nicolás Maduro y sus funcionarios, lo han cercado en lo económico y le han restado aliados, pero su salida del poder depende de la coherencia política y el trabajo interno de la oposición.

¿Por qué asegura que no sólo con la ayuda internacional se podrá salir del gobierno?

Porque debe existir una sensación de tensión social en Venezuela, y eso se logra con manifestaciones públicas que no tienen que ser grandísimas, sino que debe haber una actuación permanente de descontento, por que si no el gobierno comienza a decir que no pasa nada cuando la mayoría vi ve en precariedad.

¿Insurrección, levanta miento o negociación, cuál es el camino más efectivo para salir de Maduro?

Todas las opciones están sobre la mesa, pero para hacer alguna de estas tres cosas necesitamos que la oposición se ponga de acuerdo, que su política no se reduzca a Twitter. Deben crear las condiciones para que la gente en los barrios y urbanizaciones esté pendiente de la salida de Maduro.

¿Qué garantías tiene la ciudadanía de acatar un llamado a la calle si Ud. ha dicho que no hay estado de derecho?

Es que no hay estado de derecho, fíjate que el tío de Guaidó, Juan Márquez, llegó al aeropuerto y le inventaron que traía un C4 (explosivo). Eso lo dicen sólo secuaces del régimen, sin escrúpulos, ante eso, es necesario que el mismo venezolano diga: yo no puedo vivir en un país cuyo Estado, está dedicado a la delincuencia.

¿Cómo se enfrenta la oposición a la cantidad de bonos, cajas CLAP y el control que el gobierno despliega en los barrios?

Explicándole a la gente que le están robando su petróleo, que el oro que extra en de Amazonas lo sacan por vías ilegales y que ese dinero que es de todos, nos llega a cada familia transformado en un kilo de arroz.

¿Eso se puede lograr con una oposición fragmenta da?, porque Guaidó recibe ataques implacables de su propia dirigencia

Guaidó debe invitar a una reunión amplia a todos los sectores opositores, para ratificar cuál es el objetivo y este tiene que ser salir de Maduro a como dé lugar. Este no es el momento de cosechar apoyos políticos, sino de resolver una coyuntura, después se podría pensar en elecciones libres.

¿Cómo explica el hecho que muchos analistas dicen que Maduro está débil, cuando sigue en el poder unificado a su partido y a los militares?

El asunto no significa que Maduro está debilitado, el asunto es que no tiene capacidad para resolver los problemas de los venezolanos. Él muestra poder para ejercer presión, montar circos como el día de la llegada de Guaidó al país. Pero las manifestaciones son diarias, por falta de servicios y salarios. El país se mantiene en una tensión permanente. 

¿Qué beneficios ha tenido la gira internacional de Juan Guaidó?

Los países se toman en serio el reconocimiento de Juan Guaidó como presi dente interino de Venezuela, eso le resta legitimidad aún más a Maduro. Esta acción tiene un impacto importante a nivel interno, que es darle a Guaidó la fuerza para convocar un movimiento alrededor de la idea de la salida del gobierno de Nicolás Maduro.

La oposición ha recibido una bocanada de aire con esta gira, pero, ¿en qué puede beneficiar esto a la población?

Este ha sido un país tomado por dos fuerzas aliadas entre ellas el poder del régimen cubano y la internacional del narcotráfico, que tiene en Venezuela un eslabón muy importante para su negocio. El país está tomado como una especie de centro de operaciones y lo tienen como un rehén. 

Si eso es así, ¿para qué la oposición sigue intentando mediar con Maduro, si más bien tendrían que hacerlo con Cuba?

Las fuerzas democráticas han buscado al interlocutor que sea necesario. Canadá, país con buenas relaciones con Cuba ha dicho que a so licitud de Estados Unidos iban a ver cómo hablaban con Cuba para que de alguna manera permitiese esta salida de Venezuela hacia la democracia, supliendo las deficiencias de petróleo que tiene Cuba.

¿Hacia dónde pueden escalar las sanciones internacionales? 

Estados Unidos puede declarar a Maduro y a personalidades de su entorno como colaboradores del terrorismo y del narcotráfico internacional, esos los pondría ya en la condición de criminales. El otro asunto sería una especie de bloqueo naval selectivo donde la Armada de Estados Unidos restrinja el paso de buques petroleros hacia Cuba. 

¿Ha habido negociaciones con EE.UU para que Maduro salga del poder sin sanciones?

Sí, Estados Unidos le está ofreciendo lo mismo que le ofreció a Ferdinand Marcos (dictador de Filipinas), diciéndole a Maduro, váyase del poder, nosotros nos en cargaremos de que escoja el lugar donde va a vivir tranquilo y que decida quién lo va a acompañar.

¿Por qué con toda la crisis que hay, peor que la del Caracazo no se genera una estallido social?, ¿esa vía también se agotó?

No está agotada, pero la gente está mucho más ocupada de la supervivencia y sin medios de comunicación libres es muy difícil. Aquí hay una tensión social permanente que debe ser manejada por la oposición para convertirla en factores de lucha.

Otras Noticias