Feminicida mexicano es ingresado a centro psiquiátrico

Hildamar Chávez | LA PRENSA de Lara.- Erick Francisco, el feminicida de Ingrid Escamilla, reveló su deseo de querer quitarse la vida tras haber asesinado a su entonces esposa de 25 años.

Fue durante la audiencia inicial, que el homicida aseguró a la jueza de control del Reclusorio Oriente, sentirse sumamente deprimido, al punto de querer suicidarse, declaración por la que la fiscal decidió enviarlo al Centro Varonil de Rehabilitación Psicosocial (Cevarep), para que reciba atención médica especializada. 

El centro médico recibe a internos provenientes de otros penales para atenderlos con tratamientos psiquiátricos y ofrecerles terapias personalizadas. 

Hasta el momento, se conoce que el autor intelectual del crimen fue ingresado al lugar, reseña La República. 

Durante el concilio por el juicio en contra del hombre de 46 años, la autoridad le impuso prisión preventiva oficiosa como medida cautelar. Asimismo, se le fijó un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria. 

Un crimen atroz 

El feminicidio de Ingrid Escamilla, ha generado indignación en los ciudadanos mexicanos y en la comunidad internacional debido a la crudeza del crimen.

El homicida identificado como Erick Francisco, quién era su esposo, asesinó a Escamilla y luego la desolló desde el rostro hasta las rodillas, en su vivienda ubicada en la ciudad de México. El hecho fue realizado en presencia de su hijo con autismo.

Erick Francisco fue capturado por los agentes del orden y puesto a disposición del Ministerio Público en la Fiscalía Central de Investigación mientras se realizan las investigaciones del caso.

La confesión

Este lunes el periodista Carlos Jiménez compartió un vídeo en su cuenta de Twitter que muestra al feminicida Erick Francisco, en notorio estado de shock, y cuenta cómo le quitó la vida a Ingrid Escamilla.

El detenido confesó que luego de la discusión (originada porque la víctima se enojó pues aparentemente su pareja consumía mucho alcohol) la apuñaló en el cuello y posteriormente la desolló. Aunque Eric tenía la ropa llena de sangre, el agente no le creyó, por lo que le pidió que lo acompañara a su domicilio, momento en el que encontraron el cuerpo de la joven.

El vigilante del edificio, quien no quiso revelar su identidad, recordó que Ingrid y Erick tenían discusiones todas las noches.

Con información de La República

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Otras Noticias
Sucesos

Lara: Ruta predilecta para pasar droga

| comentarios