La gente pregunta si la gallina pone huevos todavía. Eso es lo que les importa.

Karina Crespo

Vendedora

Las personas prefieren guardar su plata y comprar otra cosa. Las ventas están en el piso.

Roberto Carmona

Comerciante

Estamos viendo cómo las ventas se desploman. No se vende como se vendía en años anteriores.

Edgar Rosales

Vendedor

Nunca me ha gustado la gallina y con ese precio menos. Prefiero la costilla.

Miorga Rodríguez

Ama de casa

Guaros dejan de comprar gallinas por su alto costo

Osman Rojas | LA PRENSA de Lara.- Ni para sancocho salen las gallinas. Da igual si se trata de un domingo o si se habla de una jornada entre semana, pues los días en los que la gente compraba animales criollos para sopa parece un recuerdo lejano y es que, según comentan vendedores de mercados municipales, las personas prefieren comprar costilla o lagarto porque es mucho más barato.

De acuerdo a los datos recaudados por LA PRENSA en estos momentos una gallina cuesta entre 160 y 200 mil bolívares. El precio es alto si se compara con una costilla o un lagarto, pues en las carnicerías estos rubros se consiguen en 120 mil bolívares.

"Las ventas están cada vez más duras. Las personas que vienen a comprar gallinas preguntan precio y se van porque les parece que está muy caro", comenta Édgar Rosales, dueño del emblemático puesto de gallinas que está ubicado en el mercado Terepaima.

Tan bajas son las ventas de gallinas en estos momentos que Rosales comenta que, de unas 50 ó 60 gallinas que, en promedio vendía él por semana hace un par de años, ahora con suerte salen diez o quince gallinas cada siete días.

"La gente no está comprando. Cada vez es más difícil poder vender porque la gente o compra otra cosa para la sopa o lleva pescado que es mucho más económico", dice.

Karina Crespo, vendedora de gallinas en el centro de la ciudad, comparte la idea de Rosales y señala que las pocas personas que van a buscar gallinas preguntan si el animal aún pone huevos y es que muchos prefieren hacer el esfuerzo económico para criar el animal en lugar de sacrificarlo y comérselo.