Fabiola Berton: La venezolana nominada al Óscar

Agencias | LA PRENSA de Lara.- La película Klaus de Netflix España y SPA Team no solo fue un éxito durante la temporada decembrina, también destronó a Disney en los Bafta Awards y el este domingo desafiará la categoría por el premio Oscar a Mejor película animada.

El encanto de Klaus del cineasta Sergio Pablo radica en la premisa "Un verdadero acto de generosidad siempre provoca otro".

Si alguien cree en esta magia es Fabiola Berton, la artista de iluminación venezolana cuyo ojo se encargó de las luces y sombras en los personajes animados de la producción ahora nominada al Oscar.

Fabiola Berton egresó de la Universidad de los Andes en 2009

Es artista de iluminación, modelado, texturas, gráficos en movimiento, además de experta en diseño gráfico y dirección de arte egresada de la Universidad de los Andes (ULA) como licenciada en artes visuales.

Es artista conceptual, desarrolló personajes y composición en el corto italiano "Il Bacio". Fue directora de arte y también artista 2D/3D en el corto "I primi 1000 giorni di vita" (Los primeros 1000 días de vida).

En un planeta donde la desconfianza y el egoísmo se visten de éxito personal, Fabiola Berton cree en la magia, en la bondad, en las buenas historias y que todo lo bueno es posible, una filosofía que también resalta Klaus, su más reciente proyecto.

Noticias.com.ve habló con Fabi sobre su experiencia en la película nominada al Oscar.

¿Cómo fue ese camino para llegar a ser parte de Klaus? ¿Cuál fue el obstáculo que requirió más tiempo y esfuerzo para superarlo?

El camino para llegar a ser parte de Klaus fue un camino de mucho trabajo duro y dedicación extrema, aun cuando todo parecía perdido, manteniendo la esperanza y la disciplina, pero sobretodo el amor por lo que se hace, confiando en el camino de la vida que siempre te lleva adonde tienes que estar, si estás dispuesto a dejarte llevar.

Era para mí, un período de búsqueda y para el momento en que me topé con la solicitud de artistas para una peli de animación en España, trabajaba arduamente en Italia en múltiples actividades y horarios bastante exigentes, por lo que debía llegar cada noche a continuar trabajando en el test (prueba) de admisión que requerían para entrar a formar parte de esta gran aventura.

Pero con la ayuda de mis seres amados y mucha motivación logré terminarlo en el tiempo justo y enviarlo por correo (unas 5 veces) hasta que me respondieron: "Gracias Fabiola, hemos recibido tu Test, te responderemos apenas revisemos a todos los candidatos". Así que "tocaba esperar".

Luego de un mes de espera, cuando ya daba todo por perdido y con una mudanza a cuestas, llegó la invitación formal para ser parte de Klaus.

Klaus ganó siete premios Annie, conocidos como los Oscars de la Animación. Triunfó en todas sus nominaciones.

¿Qué lecciones has aprendido al ser parte de Klaus?

La magia es posible y somos parte de ella.

 Si amas algo, dedícate a ello.. no importa cuán cansado estés.

Un día puede tener más de 24 horas.

Los sueños se cumplen.

Todos los días se aprende algo bueno.

Somos las células de un cuerpo. Mantente alegre, alcalino y dispuesto a cambiar. Siempre fiel a tu centro.

¿Cuál ha sido el motor que ha impulsado a Fabiola Berton desde que salió de la Universidad de los Andes?

El motor que siempre ha impulsado mi camino es contar historias con alma que lleguen inevitable y necesariamente al alma de las personas. Historias que, a través de un personaje, un color, una mancha, sean precursoras de algún pequeño "movimiento" en el sentir de la gente y que éste a su vez, promueva un cambio? un buen cambio. Una nueva perspectiva de ese ser que vuelve a conectar con la parte bella y mágica de la vida y que quiere, por cualquier motivo, compartirla a través de sus pensamientos, palabras y acciones.

¿Qué mensaje te gustaría dejar a los venezolanos en Venezuela y en el mundo?

Mi mensaje para los venezolanos en Venezuela y el mundo sería: tener la certeza de que todo lo bueno es posible. Recrear en sus casas el mundo en el que queremos vivir y promover la honestidad real, el amor a lo que se hace, la cooperación entre hermanos, las palabras y acciones amables que conquistan corazones y tierras.

Cada día, aunque sea 10 minutos, recordar buenas cosas, buenos momentos, leer un buen libro, decir una palabra de agradecimiento, concentrarse en las cosas bellas e importantes y buscar hacerlas mejor aún.

Lea la nota completa aquí

Otras Noticias
Show

Denuncian a Richard Linares por cyberacoso

| comentarios