Caso Alshaer: Tren de Aragua practicó con Tammam

González/ Sequera | LA PRENSA de Lara.- Con el secuestro de Tammam Alshaer (35) quedaron al descubierto hampones que integran la peligrosa banda del "Tren de Aragua", quienes, supuestamente, interceptaron a la víctima en una alcabala falsa y luego de dos días de cautiverio lo asesinaron. Este caso habría sido un "ensayo" para el grupo hamponil que pretendía instalar una base de operaciones en la región.

Tras el crimen del comerciante sirio los cuerpos de seguridad en Lara iniciaron sus investigaciones para determinar quiénes estarían involucrados en el secuestro que terminó en homicidio.

Fuentes del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) detallaron que por pesquisas de campo indicaron que Josué Ángel Santana, alias "Santanita", señalado como autor material e intelectual del crimen y uno de los más buscados en Lara, no habría actuado por convicción propia. El hampón, presuntamente, estaba recibiendo órdenes desde la cárcel de Tocorón, ubicada en Maracay, estado Aragua.

Héctor Guerrero Flores (35), alias "Niño Guerrero", pran de Tocorón y quien según fuentes es también el número 1 del "Tren de Aragua", peligrosa banda dedicada a la extorsión, robo, secuestro y homicidio, supuestamente, mantenía comunicación con "Santanita" en los días previos al secuestro de Alshaer.

Debido a estas conversaciones entre los dos criminales, el cuerpo castrense presume que la megabanda quería instalarse en la región centroccidental y por eso comenzaron a buscar "aliados" que cazaran a las "víctimas potenciales" y así conformar la base de "operaciones" para planificar lo que sería el primer secuestro en Lara, atribuido a la organización criminal.

Involucrados

Si se realizara un "organigrama del crimen", indicó la fuente ligada a la investigación, en el nivel más alto estuviese "Niño Guerrero" y un escalafón más abajo estaría "Santanita", quien a su vez tendría ocho colaboradores directos. .

Ellos serían Raúl Rafael Mota Bellano (36) alias "Raúl"; Antoni Francisco Yerdinson Olivo Mogollón (23), alias Antoni; William Jesús Barrios Freitez, apodado el "Chuchú"; Maybis Rivas; y cuatro personas apodadas "Wilmer El Bachiller", "Luigi", "Simoney" y William Jesús Barrios, papá de "Chuchú". De este grupo, "May" y Barrios (padre), son los únicos que están detenidos.

De este esquema destacan "Raúl" y "Chuchú", pues la fuente del Conas afirmó que el primero sería el verdadero "pichador" y "vigilante" de Alshaer, y a su cargo tenía otras cinco personas, entre ellos Froilán Alejandro Gil (dueño de la granja donde el sirio estuvo en cautiverio), Eimen El Zaghir (pichador y vigilante), ambos detenidos por el Conas. También bajo su mando estaban alias el "Viejo" y "Jóvito".

En el plan de secuestro, "Chuchu", supuestamente involucró a su papá, Wlliam Barrios (52), quien fue detenido el pasado jueves en la Ruezga Norte por el Conas y tras la audiencia de presentación ante Tribunales larenses habría quedado privado de libertad, según contó la fuente militar a LA PRENSA.

Presuntamente el papá de "Chuchú" tendría un registro por homicidio, además de que fue señalado como una persona muy "violenta".

Estudió cada paso del sirio

Raúl Rafael Mota Bellano (36), supuestamente, fue quien "pichó" y vigiló durante cuatro meses a Tammam Alshaer hasta el día que fue secuestrado por ocho delincuentes en Palavecino. Las fuentes militares detallaron que el tipo, tras ser "contactado" por "Santanita", aparentemente, este le habría informado que ya había "cazado" una víctima.

Aproximadamente desde septiembre del año pasado Raúl, presuntamente, comenzó a "vigilar" y seguir cada pasado de Tammam, poco a poco fue explorando costumbres de la víctima, en qué carro se trasladaba, cuál era la ruta desde su establecimiento hasta su casa, qué sitios concurría, hasta que logró conocer cuál era su estilo de vida y hasta la forma de vestirse.

Al parecer el tipo se paraba todos los días frente a la panadería en Palavecino, dentro de su carro Aveo negro y observaba a la víctima.

Tras varios días de "estudios" habría contactado a Eimen El Zaghir Gutiérrez, de 32 años (detenido), para que, aparentemente, lo ayudara a "vigilarlo", pero según fuentes policiales este no sólo se aprovechó de llevar un apellido de ascendencia árabe, sino también de amistades en común con el sirio.

El Zaghir, supuestamente, frecuentaba el negocio, llegaba junto a otro hombre y se sentaban a tomar un café con la intención de observar más de cerca los movimientos de su víctima, luego de unos minutos se iban, así habría pasado los meses. De hecho LA PRENSA conoció que familiares de la víctima, al ver el rostro de este tipo habrían confirmado su presencia en el establecimiento.

El 6 de enero lograron lo que esta megabanda planificó. El secuestro de Alshaer se dio y pese a que hubo contactos con la familia para pedir dinero por el rescate, la negociación habría fallado y los delincuentes decidieron asesinarlo.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias