Familia, trabajo y dedicación: Las claves de Manny Piña

Víctor Rodríguez | LA PRENSA de Lara.- Manuel Piña, grandeliga barquisimetano, destaca en Las Mayores y maneja su academia para formar futuros peloteros. 

Algo que comenzó como un sueño de niño, se convirtió en realidad gracias a las ganas, trabajo diario, dedicación y apoyo familiar. El pelotero barquisimetano, recuerda con cariño cómo comenzó su travesía hasta convertirse parte del equipo de los Cerveceros de Milwaukee en el béisbol de las Grandes Ligas.

Viviendo en La Ruezga, al noroeste de Barquisimeto, creció en un entorno deportivo y familiar, ahora compite con los mejores peloteros del mundo en Estados Unidos desde el año 2011 cuando logró debutar.

"Al principio cuando tenía como 8, 9, 10 años no jugaba, lo que hacía era estar en la escuela, pero siempre me llamó la atención jugar béisbol. Jugaba fútbol, voleibol, baloncesto, pero el béisbol era donde yo quería estar jugando", reveló Piña.

Para Manny, como le llaman dentro del mundo del béisbol estadounidense, tiene la certeza que el apoyo familiar ha sido un pilar fundamental para estar ahora mismo compitiendo en primer nivel dentro del mejor béisbol del mundo.

Aunque Manuel ya tiene seis temporadas en Grandes Ligas, su recuerdo de cómo empezó esta travesía dentro del béisbol lo tendrá en su mente y corazón para toda la vida.

"Recuerdo que mi hermano siempre me llevaba al estadio a practicar. Una vez mi papá me dijo: hijo vamos a anotarlo en béisbol porque veo que le está gustando mucho. Y bueno así empezó todo, a los 13 años me metió en una escuela de béisbol menor", prosiguió con su relato.

Su posición actual es cátcher, pero cuando comenzó a practicar béisbol Piña quería ser como sus ídolos. Comenta que siempre veía jugar a Omar Vizquel y al jugador del equipo de sus amores desde siempre los Cardenales de Lara, César Izturis, ambos peloteros marcaron época con su destreza a la defensiva pero en el campo corto, posición en la que Manuel comenzó a practicar.