Quiboreños pedalean por la fe mariana

 Daimar Díaz | LA PRENSA de Lara.- Familias y atletas dicen presente en la bicicletada en honor a la Caimana, actividad que se ha vuelto tradición antes de la procesión de la patrona de los quiboreños.

Desde muy temprano la feligresía quiboreña inician las actividades para rendir tributo a la sagrada imagen de la virgen de Altagracia y como cada año su pueblo se prepara desde horas de la mañana para realizar una bicicletada como parte del cronograma planteado.

Alrededor de 600 deportistas y pobladores quiboreños de todas las edades, se dan cita para iniciar la jornada ciclística, que constará de una carrera desde la plaza Bicentenario mejor conocida como la plaza Yacambú la cual recorre las principales calles de Quibor hasta llegar a la plaza la Ermita donde los tres primeros en llegar serán premiados con sus distintivas medallas.

Esta tradicional actividad que durante 14 años se ha realizado como parte de la antesala a la procesión de la caimana y también en honor a Olinto Silva, un quiboreño tres veces campeón de la vuelta a Venezuela reúne con fervor a niños y adultos que como promesa madrugan para realizar el recorrido 

La familia Ocanto Rodriguez, es una de los fieles asistentes a esta actividad, ellos durante cinco años han recorrido las calles de Quibor como pago de una promesa por la salud de la señora Aleida Rodriguez, quién padeció de cáncer y luego de haber encomendado su vida a la santa imagen se encuentra totalmente recuperada.

La dama en compañía de su esposo y dos hijos quienes usando la misma vestimenta realizan el recorrido y aunque "No somos los primeros en llegar no le fallamos a nuestra madre" relató con gran entusiasmo.

Aleida describe la jornada ciclística como un reencuentro entre los hermanos larenses, donde juntos recorren las calles y contemplan el hermoso paisaje de su pueblo.