Nutella: El auge de las importaciones en Venezuela

Agencias | LA PRENSA de Lara.- La Nutella es una marca de crema de cacao conocida en casi todo el mundo. En Venezuela últimamente se ha convertido también en un símbolo.

En la capital, Caracas, y, en menor medida en otras ciudades del país, tarros y tarros de Nutella se amontonan en los escaparates de los negocios de venta de artículos importados, los famosos bodegones, que han proliferado en los últimos meses.

Venezuela vive una grave crisis económica y, según Naciones Unidas, más de cuatro millones de personas han dejado el país en los últimos años en busca de una vida mejor.

Más allá de ser un producto de consumo familiar, el auge de la Nutella refleja muchas de las anomalías y desequilibrios que se acumulan en Venezuela, de la que Alejandro Werner, director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó a decir que sufre la mayor contracción económica de los últimos 50 años en un país no afectado por conflictos bélicos o desastres naturales.

Una sociedad dual

En zonas acomodadas de Caracas como Las Mercedes o Chacao se concentra la minoría de venezolanos que, según los expertos, conserva poder de compra.

Federico, propietario de uno de los bodegones que han abierto en el último año, explica por qué en estos sectores los comercios como el que él regenta en general y la Nutella en particular tienen tanto éxito.

"Mucha gente ha estado acostumbrada durante años a viajar a Estados Unidos, sobre todo a Miami, y quiere poder tener aquí las mismas cosas que tenía allí", le dice a BBC Mundo.

En los bodegones la moneda dominante es el dólar, que cada vez ocupa un mayor porcentaje de las transacciones en Venezuela.

Pero no todos los venezolanos tienen el privilegio de acceder a la divisa estadounidense y pagar con ella los caprichos que se ofrecen en su país a precios superiores a los de Europa y Estados Unidos.

"Gracias a Dios, existe": cómo Maduro cambió de opinión sobre el dólar y su papel en la economía de Venezuela

La economista Tamara Herrera, de la consultora Síntesis Financiera, estima que "solo un 35 ó 40% de la población tiene acceso a divisas".

Para quienes solo tienen ingresos en bolívares, como casi todos los empleados públicos, las cosas son más difíciles y la hiperinflación que sufre el país desde 2017 hace que artículos esenciales les resulten muy costosos. Para ellos, la Nutella que ven en muchos mostradores representa un lujo inalcanzable.

Lea aquí el artículo completo de la BBC Mundo por Guillermo D. Olmo.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube

Otras Noticias