Virgen de Altagracia luce su manto para su procesión 138

María B. Jordán | LA PRENSA de Lara.- Un manto color blanco que significa la paz y la pureza, además de flores fucsias que representan a la mujer, es lo que cubre a la virgen de Altagracia en Quíbor luego de 50 años sin lucir un manto.

Después de cientos de peticiones, la feligresía logró confeccionar un manto para la virgen, pues la alcaldía de Quíbor donó las telas. En el centro lleva una letra M que significa "mariana". Jaime Medina, quien fue uno de los que confeccionó el manto, dijo que sintió una satisfacción poder usar sus manos para servirle a la virgen de Altagracia junto a sus compañeros "es una tradición que se volverá a retomar".

Fieles y devotos acompañaron el acto en la iglesia La Ermita de Quíbor, donde fue entregado el manto y puesto a la virgen, además la bajaron de su nicho a su trono devocional para estar más cerca de su feligresía, mientras que el viernes 24 de enero realizará su procesión por las calles del pueblo hasta llegar a la iglesia Altagracia, frente a la plaza Bolívar de Quíbor.

Promesas

Durante este fin de semana los devotos se han acercado a La Ermita para agradecer a la virgen por sus milagros. Tal es el caso de Lérida Castañeda, quien desde pequeña acompaña a la virgen, "porque gracias a ella puedo caminar. Mi mamá tuvo complicaciones al dar a luz y aquí estoy como todos los años". Dijo que durante la procesión ella la acompaña.