Vivir en Santa Isabel es un reto, no hay servicios públicos ni vialidad

Rafael Piña | LA PRENSA de Lara.- "Una comunidad tan popular sumergida en el caos". Así fue como reflejó la señora Belkys Medina los problemas que padecen los habitantes de toda la segunda etapa de Santa Isabel perteneciente a la parroquia Ana Soto. El mayor de todos es que ya son 8 meses y contando los días sin el suministro de gas, lo que perjudica a cada habitante del sector. 

Los afectados señalan que a pesar de las denuncias en los primeros cuatro meses a Pdvsa Gas para que les repartieran sus bombonas en cada oportunidad siempre recibieron una respuesta negativa. Con la nueva gerencia de Gas Lara, la comunidad canceló el pago del beneficio, pero ya van para 4 meses que 600 familias del sector se están viendo perjudicadas.

El caso de Enrique Terán es para poner la piel de gallina. Él vive junto a sus hijos y nietos en su casa y relató que tiene dos maneras de preparar la comida. La primera es con la cocina eléctrica que es de solo una hornilla, pero ante los cortes de luz, que son dos veces al día por el sector, tiene que preparar los alimentos con anticipación y almacenarlos en la nevera, sin embargo, con los apagones en ocasiones se daña lo que ha cocinado.

El plan B de Terán se encuentra en el patio de su hogar donde diseñó su cocina de leña y asegura que es su arma secreta para no pasar hambre. "Aquí estamos mal y nadie nos ayuda a solucionar el caos con el gas", señaló con preocupación.