Oposición frenó golpe de disidentes en el Parlamento

Ana Uzcátegui | LA PRENSA de Lara.- En medio de la sesión más accidentada de la historia de la Asamblea Nacional y tras vivir 24 horas de persecución y golpes por parte de cuerpos de seguridad del Estado, un centenar de diputados, entre titulares y suplentes de disidentes chavistas y opositores en el exilio, reeligieron por votación nominal a Juan Guaidó como presidente del parlamento y presidente interino de Venezuela. Juan Pablo Guanipa, de Primero Justicia, fue elegido primer vicepresidente, y Carlos Berrizbeitia, en representación de los partidos minoritarios, segundo vicepresidente.

Con gritos enardecidos por la traición, diputados que se hicieron presente en la sede de El Nacional, acompañados de cuerpos diplomáticos y gremios, iban nombrando a los 18 parlamentarios, que ayer tuvieron acceso al Palacio Federal Legislativo y le dieron la espalda a la mayoría opositora, proclamando una junta directiva promovida por el oficialismo. "Aquí no hay una división de la oposición. Esto no es un país polarizado. Hoy volvimos a derrotar a la dictadura. Agregan a su triste expediente de consolidación de la dictadura", expresó Juan Guaidó, quien se separó de su cargo de Voluntad Popular, para ejercer funciones con autonomía.

"Es tan torpe y tan absurda la dictadura, que no es muy difícil ponerlos en evidencia", expresó, asegurando que la falta de quorum parlamentario del chavismo, se demostrará el próximo martes 7 de enero, al prometer sesionar en la sede del Poder Legislativo a las 10 de la mañana. "Había 26, o 29 diputados del oficialismo. No es cierto que hay un país polarizado. Sólo la conciencia rige el voto y eso preló hoy", insistió.

El líder que hace un año apareció en la escena política nacional, prometiendo un cambio de gobierno, pidió disculpa a la población por los errores cometidos, y prometió rectificación, respondiendo así a los partidos que integran la Fracción 16 de Julio, que en representación del diputado Omar González, le recalcaron los errores que consideran se cometieron en 2019, como el haber aceptado en dos ocasiones un diálogo con el gobierno nacional y permitir el acceso de los diputados chavistas al parlamento, luego de tres años ausentes.

"Les pido perdón y asumimos la responsabilidad del cargo que tenemos hoy los diputados. No es de estar repartiendo culpas. Rectificamos en los errores. Hoy le decimos a esos organismos de seguridad, que tocaron la puerta de los diputados, para amenazarlos, amedentrarlos. No son órganos de seguridad, son represivos de la dictadura", exclamó Guaidó.

Aseguró que el 2020 se perfila como un año de "segunda oportunidad" para su estrategia política, donde agradece el respaldo internacional, asegura nuevas alianzas, y ratifica las elecciones libres como vía democrática para el cambio de gobierno.

"Debemos prepararnos para todos los escenarios, lo hicimos con el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca). Hablando con militares. Sí, hemos hablado con militares y lo vamos a seguir haciendo. Cometimos errores, pero no vamos perder la esperanza", comentó.

Los diputados, Ángelo Palmeri, de UNT, fue electo como secretario del parlamento, y José Luis Cartaya, de Copei, ratificado subsecretario.

Otras Noticias