Guaros culminan el año haciendo colas para gasolina

Eduardo Soteldo | LA PRENSA de Lara.- Eran las 10:00 am y Yeison Lucena junto a un grupo de amigos se encontraba desde las 11 de la noche del día anterior haciendo la cola para poder surtir su vehículo de gasolina.

Lucena quien además de tener que pasar horas y horas en espera, tiene que lidiar con las personas que se colean y es que según lo que comentó mientras aguardaba su turno en la estación de servicio de Pata e' Palo, un hombre metió hasta 15 carros "coleados".  Su frustración creció con esta viveza que alargó su estancia en la fila que contabilizaba más de 10 horas.

Un viaje a Portuguesa para pasar el fin de año con su familia lo mantenían firme en la cola con la esperanza de llenar un bidón para prevenir cualquier inconveniente, pues asegura que en ese estado también está difícil conseguir el combustible.

Historias como la de Lucena se repiten en cada estación de servicio, donde los larenses tienen que pernoctar para tratar de cargar. 

En un recorrido hecho por LA PRENSA en siete bombas de gasolina se evidenció que en seis de ellas habían largas colas, la otra permanecía cerrada. Es así como los guaros culminan el año, entre colas.