Muere un hombre al chocar su moto contra una casa en La Ruezga

José D. Sequera | LA PRENSA de Lara.- Yorman Álvarez de 28 años había llegado la semana pasada desde Bogotá, Colombia, para pasar las festividades navideñas con su familia. Lo que sus allegados no se imaginaron es que el jovencito moriría la mañana de Navidad en un accidente de tránsito en la avenida principal de la Ruezga Norte.

Según contaron los vecinos de Álvarez, el chamo había compartido en casa de su familia en el sector 4 del mencionado sector desde la Nochebuena, pero la celebración del Niño Jesús junto a su novia y compinches se extendió hasta la mañana de ayer.

Eran las 9:30 de la mañana, cuando su ya agotada novia le pidió el favor que la llevara hasta su casa, ubicada en el sector 3. Supuestamente, un primo de Álvarez se había ofrecido en llevarla, pero él decidió tomar una moto prestada a un amigo para llevar a la muchacha.

Aunque Álvarez no era experto manejando vehículos dos ruedas, estar amanecido y alcoholizado, recorrió un buen tramo de la avenida principal de la Ruezga Norte, pero llegando a una curva en el sector 3 se estrelló contra el frente de una casa, supuestamente, por haberse quedado dormido.

Del impacto, el muchacho cayó al suelo, pegando el cráneo contra el pavimento causándole un traumatismo severo, mientras que la muchacha y la moto quedaron unos dos metros por delante de él. "Nosotros lo que hicimos fue escuchar el golpe del impacto, cuando salimos vimos que el muchacho estaba empapado en sangre", dijo una vecina.

Familiares del joven, alertados por los vecinos, llegaron en menos de tres minutos al sitio, montándolo en un vehículo y trasladándolo hasta el Hospital Central de Barquisimeto. A las afueras de la Emergencia, una gran cantidad de familiares y vecinos esperaban que se recuperara.

Pero después de las 11:00 de la mañana, Yorman murió de un paro respiratorio. "¡No puede ser, no puede estar muerto, Yorman era mi pana (...) tantas lacras que hay en la Ruezga y se tiene que morir él!", decía uno de los amigos que lo auxilió, quien tenía todo su pantalón manchado de sangre.

El muchacho, de acuerdo a sus allegados, tenía poco más de un año que había emigrado hasta territorio colombiano, donde trabajaba como comerciante.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Instagram, Facebook y YouTube.

Otras Noticias
Sucesos

Liberan a escoltas choros por enchufados

| comentarios