Los sucesos más sonados en los que estuvo involucrada la banda del Koki

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Carlos Luis Revete, alias el "Koki", uno de los criminales más buscados del país, estuvo involucrado desde hace varios años en enfrentamientos con la policía, secuestros multimillonarios y extorsiones que mantuvieron económicamente a su estructura delictiva.

El Koki se alió en 2015 con Garbis Ochoa Ruíz, alias el Garbis y Carlos Alfredo Calderón Martínez, alias el Vampi, quienes formaron una mega banda que azotó por años a los capitalinos.

LA HISTORIA CRIMINAL DEL KOKI

En la Cota 905 no se hacía nada sin permiso del Koki, el Vampi o el Garbis. Todo pasa bajo el control de las figuras criminales, quienes incluso imponen leyes dentro del barrio. Quien robe dentro de la zona, venda droga sin permiso de los hampones o le falte el respeto a la banda, tiene un destino asegurado: la muerte.

Los delincuentes tenían un modus operandi peculiar; sus víctimas eran arrojadas por el bajante de basura que está a las afueras del barrio de El Cementerio, otra de las zonas controlada por los hampones.

SECUESTRO MILLONARIO QUE FRUSTRÓ LA FAES

El 25 de octubre de 2020, la banda del Koki planificó el secuestro de un empresario venezolano de alto calibre. Pedirían cientos de miles de dólares por su liberación. Se acercaron al Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCCT) para llevárselo en contra de su voluntad; pero los estaban esperando funcionarios de la Fuerza de Acciones Especiales (Faes), quienes frustraron sus intenciones.

Se generó una persecución por la autopista Francisco Fajardo, en la que tres delincuentes resultaron abatidos. Otro murió por culpa propia, intentó arrojarle una granada a la comisión policial y esta explotó dentro del vehículo.

El 25 de agosto de 2020, miembros de la banda del Koki asaltaron el parque de armas de la Policía del Municipio Bolivariano de Libertador (Policaracas). Varios criminales se acercaron al sitio, sometieron a los funcionarios que estaban en el sitio y robaron parte del parque de armas.

Según información del medio Caraota Digital, se conoció que los antisociales tienen reservas de armas de fuego de alto calibre, además de un lanzacohetes que presuntamente fue sustraído de la sede de Policaracas.

El Koki, el Vampi y el Garbis son uno de los principales objetivos de los organismos de seguridad del país. Están considerados como unos sujetos extremadamente peligrosos; por lo que las autoridades indican que los ciudadanos deben denunciar ante cualquier policía de tener conocimiento sobre sus ubicaciones.

Fuente: Caraota Digital

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias