Iglesia inaugura "Casa de la esperanza Venezuela" en San Antonio

Redacción | LA PRENSA DE LARA.- La iglesia católica establece casas de abrigo en frontera para brindar apoyo a los migrantes venezolanos que salen del país en busca de una mejor futuro y a quienes también han tomado la decisión de retornar a Venezuela.

A través de un audiovisual monseñor Mario Moronta, indicó que mantienen casas de abrigo en tres parroquias de Táchira cercanas a la frontera: San Antonio, Ureña y El Piñal. 

En San Antonio, está la casa de abrigo "Casa de la esperanza Venezuela ", que está a cargo del padre Reinaldo Contreras, vicario de la zona y el obispo auxiliar Christian. Ellos junto a un equipo de apoyo reciben a los caminantes que requieren un bocado de alimento, un espacio para asearse o donde poner a cargar sus teléfonos. "Se les da también una charla sobre la trata de personas para evitar que caigan en esto" indicó el padre Contreras.

Además precisó que les hacen entrega de tapabocas y kits de higiene (jabón, talco, desodorante).

El religioso contó que en muchas ocasiones llegan mujeres muy cansadas que por la hora no pueden continuar su camino y en medio de la travesía les facilitan una habitación en la que pueden durar tres días, "se les ayuda a solventar" dijo Cristian, obispo auxiliar.

En el caso de quienes retorna a Venezuela también gestionan para que puedan recibir apoyo desde el terminal de San Antonio y así poder retornar a sus estados de orígenes. 

Esta acción social también va de la mano con organizaciones no gubernamentales y de apoyo a los migrantes como la Organización Internacional del Migrante (OIM).

"No se pide carnet, ni partida de bautismo", soltó el padre Moronta para ratificar que el apoyo que brindan en frontera no está signado a ninguna ideología política o creencia religiosa.

En el caso de la población de Ureña, la casa de abrigo está a cargo del padre Luis Useche, párroco de San Juan Bautista. En este centro también se atiende a quienes salen en busca de un mejor futuro o quienes retornan al país.

"Somos una comunidad de frontera y de manera especial se ayuda a los caminantes", dijo Useche.

Monseñor Moronta asegura que el papel de la iglesia, en tiempos donde Venezuela pasa una grave crisis, debe seguir siendo de apoyo al necesitado.  

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias