Trump afronta una crisis de credibilidad en torno a su salud

Crédito: Cortesía

Trump afronta una crisis de credibilidad en torno a su salud

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- "Solo quiero decirles que empiezo a sentirme bien, no se sabe si será así en el próximo período de tiempo, esa es la verdadera prueba y veremos qué pasa en estos días", afirmó el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en un video grabado desde el Walter Reed Military Center donde está ingresado luego de dar positivo por COVID-19.

Durante la jornada de hoy, y aún cuando su médico personal Sean Conley aseguró que el mandatario estaba mejorando, surgieron rumores sobre su estado de salud. "Cuando vine aquí, no me sentía tan bien, pero ahora me siento mucho mejor y están trabajando duro para que pueda volver. Tengo que volver porque todavía tenemos que hacer EE.UU. grande de nuevo", afirmó.

El mandatario habló mirando a cámara durante más de 4 minutos, se mostró tranquilo y espontáneo, no parecía estar leyendo un discurso previamente escrito.

Explicó que enfermó porque no quiso reducir su agenda pública ni dejar de estar presente en los asuntos importantes del Gobierno. "No tuve opción porque no quise apartarme, me dieron la alternativa de quedarme en la Casa Blanca, encerrado, sin salir, sin siquiera ir al Salón Oval. Me decían que me quedara arriba, que no viera gente, que no hablara con nadie hasta que esto pasara? Pero no puedo hacer eso, tenía que estar afuera? Esto es EEUU, el país más grande del mundo, el más poderoso del mundo, no podía estar encerrado en una habitación arriba en la Casa Blanca a salvo", afirmó y agregó: "Así que me dije, que pase lo que tenga que pasar. Tengo que enfrentar los problemas, como líder tengo que confrontarlos. No hay ningún gran líder que no hubiese hecho esto".

A un mes de las elecciones generales, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afronta una crisis de credibilidad tan creciente como su crisis de salud, en el momento en el que más necesita la confianza de la población.

La infección por coronavirus del presidente, así como de varios aliados y colaboradores, ha afectado a los más altos niveles del gobierno estadounidense. Los esfuerzos de la Casa Blanca por transmitir calma el sábado descarrilaron de forma espectacular, con un aluvión de información confusa y contradictoria sobre la salud y el estado del comandante en jefe.

Con información de: Infobae / AP

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias