Coronavirus avanza en EEUU, Brasil y México

EFE | LA PRENSA de Lara.- Estados Unidos, Brasil y México han incrementado este miércoles el número de contagios y fallecimientos por la COVID-19 sin que la curva de la enfermedad muestre una tendencia a la baja.

Estados Unidos alcanzó las cifras de 3.046.351 casos confirmados y de 132.095 muertes, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins, lo que supone 55.000 contagios más que el martes y 733 nuevas muertes.

El balance provisional de fallecidos -132.095- ha superado ya la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

Brasil, el segundo país más afectado del mundo por detrás de EEUU, sumó 1.223 muertos desde el martes, mientras que otros 4.105 decesos están bajo investigación, de acuerdo con el balance diario del Ministerio de Salud.

Estos datos suponen 1,7 millones de contagios de COVID-19 tras registrar 44.571 casos en las últimas 24 horas, mientras que el número de muertos llegó a los 67.964, informó el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien la víspera dio positivo.

Pese a ello, hay alguna cifra que anima al optimismo: desde que se registró el primer caso en Brasil, a finales de febrero, más de un millón de personas se han recuperado de la enfermedad.

México, de récord

El otro gigante americano, México, registró este miércoles 6.995 nuevos contagios del virus para alcanzar un récord de casos diarios con los que ya acumula 275.003 infectados desde el inicio de la pandemia, según sus autoridades sanitarias.

Los 6.995 casos confirmados en las últimas 24 horas son la mayor cifra para un día desde los 6.914 contagios del 4 de julio pasado, que eran el colofón de una racha por encima de los seis mil casos, con 6.741 el 2 de julio y 6.740 el día 3.

La lectura de los datos, sin embargo, fue matizada por el subsecretario mexicano de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien afirmó que la epidemia en México continúa en desaceleración, aunque evidentemente sigue activa.

"Que aumente el número de casos no quiere decir que se acelera la epidemia, una cosa es que la epidemia sigue en la fase creciente y otra es que la velocidad a la que ocurre este incremento es cada vez más lenta", señaló López-Gatell.

Sin mascarillas y en la Casa Blanca

Frente al aumento de contagios y la necesidad de mantener la distancia interpersonal que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS), la imagen del día estuvo en la Casa Blanca, donde el presidente de EEUU, Donald Trump, recibió como invitado a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Sonrientes y sin mascarillas, ambos dirigentes evitaron, eso sí, el apretón de manos pero obviaron la pandemia como tema central del encuentro.

López Obrador, en cuyo país hay 268.008 casos y 32.014 muertes por el patógeno, se sometió a una prueba de detección del virus antes de su partida y, por la austeridad autoimpuesta al viajar en línea comercial en lugar de usar el avión presidencial, tuvo que soportar las muy estrictas reglas sanitarias de los aeropuertos de EEUU, con dos escalas, y se le tuvo que ver por primera vez con una mascarilla.

Por su parte, Trump, quien se sometió a la prueba en mayo pero que ha sido muy escéptico en cuanto a todo lo relativo al coronavirus, lo recibió muy sonriente, pero no le estrechó la mano por las medidas protocolarias implantadas en la Casa Blanca.

"Hemos trabajado de cerca en la batalla contra el coronavirus", dijo el anfitrión, quien a su vez avanzó que su país tiene intención de enviar más respiradores al vecino del sur. "Estamos en esta lucha juntos y lo estamos haciendo bien", añadió Trump.

Con información de: EFE / El Confidencial

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube. 

Otras Noticias
CoronaVirus

Brasil se acerca a los 100 mil fallecidos por COVID-19

| comentarios