Provea recalca situación de precariedad en la Villa Bolivariana 

Hildamar Chávez | LA PRENSA de Lara.- Las denuncias sobre las precarias condiciones a las que son sometidas las personas que cumplen con las semanas de confinamiento en la Villa Bolivariana de Barquisimeto, estado Lara, parecen aumentar con el pasar de los días.  

El movimiento venezolano defensor de los derechos humanos, Provea, recalca que los retornados que cumplen la cuarentena se encuentran en una situación de hacinamiento, insalubridad y constantes tratos discriminatorios. 

Según las autoridades regionales, las instalaciones han sido capacitadas para garantizar las mejores condiciones a los ciudadanos, sin embargo, los testimonios de quienes allí permanecen, reflejan todo lo contrario.

Recientemente, un venezolano retornado de Colombia, cuenta que llegó al país el pasado 19 de junio y desde entonces, no se le ha realizado ningún tipo de prueba en su estadía en las Villas. 

Detalla que se encuentra en un espacio sucio junto a otras nueve personas que deben compartir además un baño en pésimas condiciones y que carece de higiene. Tras tocar nuevamente terreno venezolano, está persona debió pasar un tiempo en aislamiento en San Antonio del Táchira y San Cristóbal, allí se le practicaron dos veces las pruebas rápidas para COVID-19 y ambas arrojaron resultados negativos, por lo que no entiende la insistencia de mantenerse confinada en esas condiciones. 

Tratos denigrantes

Quienes se encuentran en la Villa Bolivariana denuncian que funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) , de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y policías (PNB y Polilara) en compañía de colectivos armados con palos, se encargan de amenazar y sembrar miedo en las instalaciones.

Una de las denunciantes afirma que existen cuartos en los que ingresan mayormente a los hombres y les golpean los glúteos con barras de madera. Hasta los momentos, no se había denunciado este hecho de violencia en ningún otro espacio destinado a la cuarentena. 

Comida insuficiente 

Otro de los puntos claves en las denuncias va dirigido a la alimentación que se da. Las personas informan que sólo les dan de comer dos veces al día, comidas que consisten en : arepas con mortadela, arroz y huesos de pollo.

Algunas veces varían los platos con pasta y lo que llaman "una especie de guiso". Nunca reciben sopas o jugos. Está denuncia también ha sido realizada en el estado Apure. 

Sin agua

Y por si fuera poco, tampoco cuentan con un servicio eficaz del servicio de agua. El acceso al vital líquido es poco y restringido, las personas dependen de los "carceleros" para poder surtirse, esperando incluso horas a qué les otorguen la mínima cantidad de agua necesaria. 

Otras Noticias