Médicos residentes reclamaron su pago

Osman Rojas | LA PRENSA.- El habitual silencio que hay en la sala de espera del Hospital Central se rompió de golpe. Cuando eran las 9:42 de la maña­na un grupo de al menos cien médicos llegó al Hospital Central con el único objetivo de recla­mar el pago de su salario. Pitos, pancartas y consig­nas se apoderaron del lu­gar.

?Pago ya?, gritaban los residentes mientras se acercaban a las puertas que dan a la oficina de administración del Anto­nio María Pineda. Todo marchaba con relativa normalidad hasta que el personal de seguridad que hace vida en la insti­tución intentó cerrarle la puerta en la cara a los manifestantes.

?Somos médicos y esto es un hos­pital?, decían los batas blancas mientras intenta­ban meterse a la fuerza.Tres minutos, aproxi­madamente, duró el for­cejeo de los médicos con los vigilantes.

A punta de empujones los residen­tes lograron meterse y allí los esperaba la docto­ra María García Lara, di­rectora del Hospital Cen­tral, quien recibió a los especialistas en forma­ción con un ?¿por qué me hacen esto??.

Los médi­cos explicaron que no era algo personal y que sólo querían que les pagaran el sueldo.?No estamos en su con­tra, pero exigimos lo que nos corresponde y quere­mos respuesta ya?, le dijo Daniel Despujos, presi­dente de la Sociedad de Médicos Internos y Resi­dentes del Hospital Cen­tral (Somir) a la doctora Lara.

De pronto la discu­sión fue subiendo de to­no y terminó con la direc­tora del Central tirada en el piso y acusando a los residentes de agresión.

El encontronazo entre residentes y autoridades duró poco más de quince minutos. Luego de la conversación que Despu­jos sostuvo con Lara los médicos salieron rumbo al Hospital Pediátrico en donde fueron recibidos por el doctor Rafael Agüero, director de la institución.Allí los médicos volvie­ron a cantar la consigna ?pago ya?.

La presencia de los residentes inco­modó a las autoridades y el doctor Agüero mandó a buscar a la policía para despejar al pediátrico. Eran las 11:40 de la ma­ñana cuando los médicos salieron escoltados como ladrones. ?Esto es una falta de respeto?, dijo Despujos a las afueras del pediátrico.

Al cierre de esta edición siguen 145 médicos sin cobrar su sueldo en el es­tado. En medio de la ma­nifestación los equipos de Promar TV y La Pren­sa fueron agredidos por el personal de seguridad del Hospital Central quienes intentaron pro­hibir el acceso de los me­dios de comunicación.

Otras Noticias