Detenidos en huelga de hambre por maltratos y enfermedades

logo170

Jennifer Orozco | La Prensa.- Malnutridos, enfermos, contaminados y golpeados. Esa fue la descripción que hizo un grupo de madres, hermanas y esposas de reos sobre la crítica situación en la que se encuentran los privados de libertad en el Cicpc San Juan que se ubica en la carrera 13 con calle 37.

Las parientes informaron que los privados de libertad, protestando en contra de las condiciones, iniciaron una huelga de hambre exigiendo mejoras en este Centro de Detención Preventiva además de la presencia de un fiscal del Ministerio Público para que los ayude.

Las mujeres revelaron que la acción carcelaria comenzó ayer a las 7:00 de la mañana, cuando los 111 detenidos que están en una sola celda, se negaron a recibir el desayuno que les llevaron sus familiares. Otros 4 reos que están aislados sí lo recibieron. Pero las familiares de los 111 que se pusieron en protesta, dijeron que las primeras quejas son las enfermedades y contaminación que tienen dentro del calabozo.

Cuentan que unos 15 detenidos sufren de enfermedades contagiosas, siendo la principal la tuberculosis, pero también sarna y piojos. A estos los dejaron en el baño para que duerman, porque dicen que no quieren contaminarse los demás.

Otra de las quejas es la alimentación. Familiares declaran que ellos llevan sus tres papas diarias, pero que a los presos ?no le pasan toda la comida?, desconociendo a dónde van a parar los alimentos de los detenidos.

Un caso extremo es el de José Calderón que está desnutrido y con tuberculosis, pues al parecer tiene un pulmón colapsado. Por la pérdida de masa muscular no camina, ni siquiera para ir al baño. Sus familiares dicen que ellos llevan comida especial para que se reponga y tratamiento, pero cuando fue hospitalizado la semana pasada en el Hospital Central, supieron que el chamo solo come sopa y toma jugo y al parecer, no recibe el tratamiento diario.

Las lágrimas se derramaron en los ojos de la madre de José, quien además denuncia que el chamo el lunes convulsionó por la fiebre alta y no fue sacado a revisión médica.

Los familiares exigen traslado y el reestablecimiento de visita los sábados. Los funcionarios les dijeron a los familiares que los chamos estaban castigados porque en las últimas requisas le encontraron chuzos y teléfonos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias