Ni princesas ni superhéroes para carnavales

Eva Gómez | LA PRENSA.- Un Carnaval atípico y poco colorido se vivirá este año pues los disfraces de niños registran precios que son de infarto. Según cálculos de los comerciantes el incremento es de al menos 1000 por ciento en comparación con el año pasado.

Un disfraz sencillo en la temporada de 2017 costaba 80 mil bolívares en el comercio informal, este año el mismo traje cuesta 800 mil.

En las tiendas, el más económico se encuentra en Bs. 500 mil, una cifra que supera el sueldo mínimo de un trabajador. Disfraces de la Sirenita, Blanca Nieves, La Bella Durmiente, las hermanas Elsa y Ana, Elena de Avalor, Iron Man, Capitán América, Supermán, Batman y Spiderman están exhibidos en las vitrinas de las tiendas y tarantines de buhoneros, pero la gente sólo los mira de reojo y muy pocos se atreven a preguntar el precio que van desde 500 mil hasta 900 mil bolívares.

?La gente pasa y medio mira los disfraces, pero en realidad no es lo que buscan porque la prioridad es la comida. Este año las ventas de Carnaval estarán por el piso?, lamentó Simón Hernández, comerciante.

La mercancía tampoco es muy variada, la marca ?Carnavalito? es la que predomina entre los disfraces, otros son hechos a mano por emprendedores venezolanos que llevan sus muestras para ver si se venden.

Los padres se ven desanimados en esta festividades, aseguran que no tienen dinero para invertir en trajes que sus hijos van a usar un ?ratico? cuando tienen otras prioridades, como comprar comida para la semana.

Elianny Mendoza, madre de dos niños, admite sin tapujos que no piensa en Carnaval, como en otros años. ?Nunca hemos tenido plata para eso, imagínate ahora que la comida está tan cara?, añade.

Confiesa que este año, buscará otras alternativas recreativas para que sus niños no se sientan tristes y puedan disfrutar de sus días libres.

Por su parte, Mary Meléndez, quien trabaja como asistente contable, expresa que ?situación está muy difícil? como para pensar en gastar dinero en objetos que no son de prioridad, detalla que tiene dos sobrinos y lamenta que no puedan darse los ?lujos? que tuvo ella en su infancia. Recuerda con alegría que cuando era niña le encantaba que la vistieran de princesa.

Otra opción que tiene los padres para regalarle un poco de estas festividades a sus hijos, es comprar máscaras, gorros o pelucas, pero los precios de estos accesorios llegan al millón de bolívares, cuatro veces el salario mínimo.

La mayoría de los padres, coincidió en que este año durante Carnaval llevarán a pasear a sus hijos sin disfraz.

Otras Noticias
Locales

Noviembre deja 677 casos de COVID-19 en Lara

| comentarios