Mueren dos monos en el Bararida

José Daniel Sequera | LA PRENSA.- Ya no se escuchará tan­to el ?uh, uh, ah, ah? en el Parque Zoológico Barari­da, pues debido a una su­puesta severa desnutri­ción, dos monos araña murieron entre el miér­coles y ayer.

De acuerdo a la infor­mación aportada por Ne­ris Suárez, cuidador de animales y miembro del Sindicato de Trabajado­res del ?zoo?, ambos pri­mates tenían al menos cuatro días sin probar bo­cado, sólo manteniéndo­se con agua.

?Por la anatomía de los monos araña, ellos no pueden sólo vivir de agua porque si no se debilitan, y eventualmente mue­ren?, expresó al tiempo que detalló que antes de las muertes había un uni­verso de unos 15 monos araña: nueve que se en­cuentran en la isla cen­tral de la laguna, mien­tras que el resto está en cautiverio, por lo que ahora se estaría hablando de 12 monos en riesgo.

Revela que la última vez que llegó comida al par­que fue el mismo día en que murió el primer mo­no (miércoles) y no era apta para los animales.

?Llegaron 53 kilos de desperdicios mas no co­mida como tal, eso es lo que se daba a los cerdos. Hasta hace 8 meses lle­gaba acá al parque para los felinos o las verduras frescas para animales sil­vestres con dietas vegeta­rianas?, admite.

El también pertenecien­te al departamento de sa­lud animal, sustenta que existe otro tipo de animales que también están en riesgo de un ?triste fi­nal?. ?Las cinco dantas están muy débiles, los búfalos han perdido unos 70 kilos en seis me­ses y a uno de los came­llos se le cayó la joroba por no comer suficiente?, precisa.

El sindicalista precisa que la situación en el par­que no sólo es grave a ni­vel de comida, sino tam­bién de medicinas e in­sumos para el cuidado de los animales

Jalón de orejas

Se conoció que el pasa­do viernes la secretaria de la Gobernación, Eli­mar López en compañía de la Fiscalía Ambiental y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) fue­ron hasta el parque para hacer una inspección tras la muerte del prime­ro.

Según Neris Suárez, al director del parque, Ju­nior Mejías se le dio un mes para ver si podía sostener el parque. ?Lo que pasa es que él no es veterinario, es sólo un comunero?, dice.

Otras Noticias