En Lara mermó la caza de cupos de representantes en escuelas

José D. Sequera | LA PRENSA.- Zoraida Manzanares lleva junto a su hijo desde hace un mes tratando de conseguirle un cupo a su bebé que tiene un año y medio. Sin buscar mucho lograron realizar el proceso de preinscripción en el maternal Teodoro Méndez.

?Era raro pues en años anteriores buscar un cupo en cualquier sitio es bastante difícil?, expresó. La historia de Manzanares es el reflejo de lo tarde que llevan -hasta los momentos-, centros educativos de preescolar, primaria, básica y diversificada de Barquisimeto los procesos de preinscripciones para el año escolar 2018-2019.

Hiperinflación y bajo número de representantes que llegan hasta estos sitios, son las razones que dan directivos para explicar el porqué este año aún no se han logrado cerrar las preinscripciones.

Nosotros trabajamos con estructuras de costos y hasta ahora no hemos tenido permiso para empezar el proceso?, afirma la Mireya Rodríguez, directora del colegio Salvador Garmendia.

Lo dicho por Rodríguez se replica en al menos dos centros educativos más a los que el equipo de La Prensa acudió.

En promedio, las visitas de ?potenciales? representantes ha bajado en un 50 por ciento, es decir que de 10 estudiantes que se encuentran censados por cada sección, ahora sólo existen entre cinco o seis.

Beatriz Salazar, directora de la Escuela Pablo Acosta Ortiz confirma estos números. ?En años anteriores para estas fechas ya teníamos a toda la matrícula del próximo año escolar lista, pero este año el proceso va mucho más lento?, reveló.

Situación muy distinta presentan los colegios AVEC (subsidiados por el Gobierno nacional) tales como el Diocesano y el María Auxiliadora, pues sus preinscripciones ya cerraron.

Otras Noticias