Polilara impidió robo al este de Barquisimeto

Osman Rojas | LA PRENSA de Lara.- Fueron a robar y se forma la plomazón. Tres delincuentes que querían ingresar al centro empresarial Plaza Madrid, ubicado al este de Barquisimeto, salieron con las tablas en la cabeza cuando funcionarios de inteligencia de Polilara los sorprendiera con las manos en la masa.

Según cuentan algunos testigos, los tres malandros robaron a unas personas en la avenida los Leones y al ser pillados intentaron ingresar al edificio de oficinas y consultorios médicos, pero cuando los policías que andaban patrullando la zona les dieron el alto a los delincuentes salieron corriendo rumbo al Conservatorio de Música.

Los testigos explican que uno de los delincuentes andaba armado y mostró la pistola a los funcionarios que dispararon al verse amenazados. "Se escucharon como cinco o seis tiros. Uno de los hampones terminó tirado en el pavimento, mientras los otros siguieron corriendo", comentó uno de los señores que tiene un negocio cerca de las torres de Plaza Madrid.

Luego de las detonaciones empezó una pequeña persecución. Los delincuentes tenían una moto parada en la esquina del Conservatorio de Música y quisieron huir en el vehículo, pero con el apuro los delincuentes tumbaron la moto y rompieron el tanque de la gasolina. Al quedarse sin la dos ruedas, los choros intentaron correr, pero los policías lograron evitar la fuga.

A eso de la 1:30 de la tarde, ingresaron a Emergencia del Hospital Central, Franyelis Bolívar de 27 años y Carlos Mejías, de 26 años, quienes según su versión les robaron sus pertenencias y una moto en la avenida Los Leones cerca de la farmacia Locatel. Se presume que la moto en la que andaban los delincuentes sea de las víctimas y luego la quemaron para no dejar evidencia. La dama ingresó con una herida de bala en la pierna derecha y Carlos tuvo traumatismo en la región craneal.

"Vivimos una película de acción. Todo pasó muy rápido, y fueron momentos muy tensos. En medio de la persecución estaban personas que andaban caminando por la zona o carros que estaban estacionados. Gracias a Dios ningún inocente salió lastimado, pero tuvimos mucho miedo", relata una señora que acababa de salir del banco Provincial de Los Leones cuando empezaron los disparos.

Otras Noticias