Operaciones son a todo riesgo

Osman | Rojas LA PRENSA de Lara.- Las operaciones de Neurocirugía en el Hospital Central se hacen a todo riesgo. Según informan médicos ligados al servicio especializado, la institución no cuenta con instrumentos esenciales para realizar intervenciones complejas, lo que complica la vida de cada uno de los enfermos que son ingresados a pabellón.

"Se opera bajo riesgo y ese no es el deber ser", explican los médicos que señalan que en estos momentos no hay ni siquiera craneótomo (aparato que sirve para abrir de forma precisa y rápida una parte del cráneo) situación que dificulta la realización de intervenciones.

"Cada vez es más complicado porque tenemos que darle respuesta a los pacientes y muchas veces no estamos listos", señala el informante.

Tan precarias son las condiciones en las que se encuentra el servicio que los médicos explican que la semana pasada tuvieron que operar un meninguioma (tumor en las membranas del cerebro) y lo hicieron con un cristo en la boca, pues tenían miedo que el paciente se complicara y muriera.

"No tenemos la instrumentación adecuada para hacer operaciones de este tipo. Gracias a Dios no pasó nada pero no podemos depender de la suerte en cada intervención", dicen los médicos del servicio.

Sin especialistas

La red pública no cuenta con cirujanos vasculares. Ni en el Pastor Oropeza ni en el Antonio María Pineda hay médicos para atender a pacientes que necesiten un cateterismo de urgencia.

La denuncia la hace Carmen Padilla, paciente renal, que asegura que durante toda la semana santa no hubo especialistas para atender a los enfermos que no tienen acceso vascular (venas suficientemente buenas para hacer una fístula o colocar catéteres).

"Hace unos meses renunció el cirujano vascular del Seguro Social y los enfermos están a la deriva".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Paciente oncológico infantil requiere ayuda

| comentarios