Dama pasó tremendo susto tras chocar en la Ribereña

Euseglimar González | LA PRENSA de Lara.- "Ay Dios mío santo, menos mal mi esposo no estaba en la tapicería, él siempre se pone a trabajar en esa zona", soltó nerviosa la dueña de la vivienda en donde impactó una camioneta Ford Runner y tumbó parte de la pared del negocio.

Ayer al mediodía una dama embarazada iba a bordo de una camioneta bajando por la Cuesta Lara, en sentido hacia la avenida Ribereña, pero al parecer el vehículo se quedó sin frenos y la mujer perdió el control e impactó contra el negocio. Cuentan los vecinos que lo único que escucharon fue el estruendo y cuando salieron de sus casas vieron el accidente que había ocurrido.

"Esa muchacha se salvó porque si la camioneta fuese volcado la cosa sería distinta", comentó un vecino de la comunidad.

Detallaron los curiosos que la mujer tras el impacto se bajó de la camioneta junto a su hija pequeña y estaba muy nerviosa. Supuestamente la dama temblaba y por su estado fue llevada hasta la Clínica Razetti para que fuese evaluada por un médico, pero según información de los vecinos ni ella ni la niña salieron lesionadas.

Al sitio llegaron funcionarios de la Policía Municipal de Iribarren (PMI) y un allegado a la familia, quien aseguró no saber mayores detalles sobre la mujer, pero según los curiosos el hombre era su escolta.

La propietaria de la vivienda espera que los daños de su casa sean reparados, pues de eso se mantienen ella y su esposo.

Otras Noticias