"Gobierno golpea al más vulnerable"

Ágatha Reyes | LA PRENSA de Lara.- El padre Jesuita Raúl Herrera asegura que Venezuela se convirtió en un país donde los derechos fundamentales sólo son respetados en papel, porque en la práctica la violación por parte del gobierno de Nicolás Maduro se hace cada vez más agresiva, pues no les importa sacrificar a la clase más vulnerable con el único fin de mantenerse en el poder.

¿Por qué cree que el gobierno insiste en dibujar un panorama de tranquilidad cuando la gente muere por hambre y falta de medicinas?

Quieren mantener el poder a toda costa y no les importa sacrificar a la clase más vulnerable. Chávez enarboló la bandera de la justicia social, eso fue verdad hasta el 2005-2006 luego se defraudó a la gente. Los pobres son más pobres que antes y para sostener la vida cuesta Dios y su santa ayuda. Tenemos una Constitución que dice que Venezuela es un Estado de justicia y derecho, pero sólo en el papel, nada se cumple.

¿Por qué llegó a esta situación el país?

Porque las instituciones no funcionan, está el drama del agua, el sistema eléctrico. La crisis no es una invención y menos es culpa del imperio. La mala gestión del gobierno nos lleva a un callejón sin salida. Es necesario que los venezolanos tomemos conciencia de que lo que estamos sufriendo necesita una solución política.

¿Está el pueblo cada vez más empobrecido como señala la ONU, que 7 millones de personas están urgidas de atención?

Hace poco vino al país una comisión de la ONU, se reunió con organizaciones, sociedad civil y escuchar a las víctimas de las violaciones a los derechos humanos. Para nadie es un secreto que ninguno de los planes que ha hecho el gobierno han funcionado y son una vergüenza. La política carcelaria es una vergüenza que lejos de humanizar destruye la vida. Lo mismo podemos decir en el área de salud, la alta comisionada Michelle Bachelet llamó la atención al Estado venezolano y eso fue suficiente para que fuese catalogada en una política distinta

¿Qué opina de que Venezuela tenga un mes sumergido en la oscuridad y el gobierno insiste en decir que se trata de un sabotaje?

Es inaudito que la gente tenga que levantarse en la madrugada a lavar o tenga que cambiar incluso los horarios de comida y luego el resto del día buscar agua y gas. Están modificando el hábito de vida del venezolano, quitando el ánimo para protestar. Si la gente se acuesta a la 1 de la mañana y el resto del día se la pasa buscando resolver lo elemental, en qué momento reclama, a eso se le suma que a la hora de salir a la calle les lanzan los cuerpos de seguridad encima.

¿Cree que es planificada la crisis?

Lo que vivimos es producto de una muy mala gestión a todo nivel dando paso a una manipulación política. Se buscan las mil excusas para no asumir la responsabilidad. Esta mala gestión nos lleva por el camino de la amargura y se aprovecha para manejar políticamente.

¿Puede el ciudadano acostumbrarse a vivir en zozobra?

La gente no puede vivir bajo la parálisis o el reino de la incertidumbre. La finalidad de lo que ocurre en el país es que la gente se mantenga distraída de lo fundamental que es cambiar el sistema político que tenemos que ha demostrado ser ineficaz. Se quiere implantar un modelo fracasado al cual los obispos se han enfrentado.

El venezolano protesta y la respuesta es la represión por funcionarios y grupos civiles armados ¿qué opina al respecto?

Se ejerce el poder tiránica y despóticamente en el país, eso pasa en regímenes totalitarios, lo que indica que el gobierno ha perdido el respaldo masivo de los venezolanos. Al perder la fuerza política recurren al poder de facto que es la FANB, organizaciones paraestatales como los colectivos que son delincuentes armados al margen de la ley y obedecen a líderes políticos del régimen. La respuesta del régimen a la crisis es "cállense, no digan nada", como en La Carucieña, le tapan la boca a la gente porque si no, no le dan la bolsa CLAP. Esa es una forma humillante para controlar la vida de la gente.

¿Se justifica que en el país existan más de 900 presos políticos?

Los regímenes totalitarios no aceptan la disidencia política, ni expresiones contrarias al modo único de pensar. Usan los poderes del Estado para inhabilitar a políticos en ejercicio y al CNE para trampear elecciones. En su quehacer siempre tienen el encarcelamiento de quienes piensan distinto. No estamos en el mar de la felicidad sino del desastre.

¿Se ha convertido el terrorismo de Estado en una política gubernamental?

Es la única arma que les queda, pero tienen que entender que su tiempo se le acabó y que el venezolano necesita mejores condiciones de vida.

¿Cómo califica la posición de la Iglesia ante la crisis en el país?

La función de la Iglesia en Venezuela ha sido estar al lado del pueblo. La CEV ha sido categórica al denunciar las violaciones hechas por el Estado venezolano.

Sin embargo, la Iglesia ha sido criticada por no acompañar en las calles?

Mal se puede decir que la Iglesia no está en la calle. Ha habido acusaciones por parte del gobierno diciendo que los obispos son políticos disfrazados. No podemos callar ante tanto atropello, cuando la dignidad humana es pisoteada allí se topan con la Iglesia.

Otras Noticias
Locales

Docentes exigen pagos de quincenas a tiempo 

| comentarios

Locales

Sueldo alcanza solo para cuatro productos

| comentarios