Escasez de gasolina se agudiza

Reyes / Uzcátegui | LA PRENSA de Lara.- A las 5:00 am encendió su vehículo para salir de su casa a trabajar. Como todas las mañanas, lo primero que hizo fue dirigirse a cargar el tanque de su camioneta para luego dedicarse a repartir material de oficina. Al día debe visitar un mínimo de seis establecimientos para garantizar que las ventas le alcancen y así cubrir sus gastos, pero ayer la escasez de combustible que se ha agudizado en Lara, le jugó una mala pasada.

Gerardo Torres recorrió cuatro estaciones de servicio y todas estaban cerradas porque no tenían luz y tampoco gasolina. El hombre decidió hacer la cola en la bomba del centro comercial Churum Merú, pues allí dicen que despachan rápido, pero fue lo contrario, pues duró 5 horas para cargar 80 litros de gasolina. "Esto es una tortura, es un acto bochornoso para cualquier persona. Perder todo un día de trabajo porque este gobierno no ha logrado estabilizar los servicios en el país", dijo con molestia el hombre al ver cómo había perdido un día de trabajo.

Dice que no traslada productos perecederos, pero debe cumplir con un calendario de entrega que una vez afectado, retrasa el proceso de una semana lo que puede causarle la pérdida de clientes. "De hecho, actualmente las ventas han bajado", acotó.

Esta queja es similar a la de José Gutiérrez, quien trabaja como gruero. A las 6:00 de la mañana llegó a la estación de servicio de la avenida Vargas con Venezuela, pero estaba cerrada. "Así no podemos avanzar, este país va en un retroceso continuo. Estamos mal con la luz, agua y ahora también con la gasolina. Es indignante tener que vivir de cola en cola", rezongó.

Esta escena se ha vuelto una constante, pues desde hace aproximadamente un mes las estaciones de servicio permanecen colapsadas ante la escasez de combustible y en algunos casos por la falta de servicio eléctrico del pasado 7 de marzo, cuando ocurrió el primer apagón nacional, se encuentran en deterioro, y la mayoría de las gasolineras no cuentan con plantas eléctricas para mantenerse en funcionamiento.

En un recorrido de LA PRENSA por varias estaciones, se pudo constatar que estas comenzaron a dispensar combustible pasadas las 10:45 de la mañana, lo que generó desespero en quienes desde primera hora esperaban para cumplir con las jornadas de trabajo.

Retraso en Maporal

Leonor Torrealba, encargada de la estación de servicio Cabudare, C.A, ubicada en la avenida intercomunal Barquisimeto Acarigua, comentó que la escasez de combustible que se presentó en Lara ayer se debió a una falla eléctrica que afectó la planta de llenado de combustible de Pdvsa ubicada en el caserío Maporal vía a Sarare.

"Hubo un retraso en Maporal, la zona se quedó sin servicio eléctrico, por eso las cisternas no salieron a las 3:00 de la madrugada como acostumbran, sino que viajaron a Lara a las 10:00 a.m", declaró a LA PRENSA.

Otra fuente comentó a LA PRENSA que no es el único problema en Maporal, pues el martes en la noche cuando se registró otro apagón, hubo fallas en el sistema de facturación y tal problema afectó a más de 84 gasolineras en Lara que ya suman cuatro días cerradas por esta situación.

Torrealba aseguró que en su bomba recibían combustible un día sí y al otro no, pero que han sufrido escasez los últimos días porque la Empresa Nacional de Transporte (la cisternas que trasladan gasolina) han tenido fallas y desde el viernes 5 de abril no tenían combustible.

"Esta es una de las estaciones que cuenta con planta eléctrica facilitada por la Alcaldía de Palavecino, y custodiada por funcionarios del Ejército del Fuerte Terepaima", informó. En Cabudare ayer estaban operativas tres estaciones; la de Cabudare, Valle Hondo y Barsoke, que fueron surtidas al mediodía.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias