Retorno de clases inestable

María B. Jordán | La Prensa de Lara.- Escuelas públicas y privadas acataron el llamado del gobierno de volver a las clases, pero con la particularidad de reiniciarlas en medio del caos por la falla de los servicios públicos.

Ayer todas las instituciones educativas estuvieron con las puertas abiertas, pero la asistencia fue baja. Por ejemplo, en la escuela José Trinidad Morán, al oeste de Barquisimeto, sólo asistieron 52 alumnos de 435 porque son los que viven más cerca a la institución.

Para los padres y representantes el reinicio de clases en la coyuntura del país no es el ideal, pues las condiciones en Lara no están dadas para que sus chamos estén en las aulas sólo cumpliendo horario a medias.

Detallan que la misma sufridera por las fallas en los servicios públicos que viven en sus casas, la padecen en las escuelas y hasta peor porque en algunas instituciones educativas los baños han sido clausurados por no tener agua y en colegios privados regulan el uso de los sanitarios para ahorrar el vital líquido.

Los docentes expresan que los padres se han mantenido en contacto con ellos y que por la misma falta de servicios no pueden mandar a los niños a clase durante lo que queda de semana. "Con la poca asistencia no podemos dar contenidos, muchos no tienen para lavar el uniforme y otros niños incluso dicen que no tienen nada en sus neveras porque el punto no les pasa", relató Teoddimar Camacho, docente, asegurando que es un caos del cual no se escapa nadie.

"No hay condiciones para uno traer a los hijos a clases", expresó molesto Miguel Castillo, relatando que no sólo se trata de la luz y el agua, sino también el gas, el transporte y el dinero en efectivo.

Los directivos de las escuelas aseguran que recibirán los pocos alumnos que asistan con la esperanza de que se solucione la crisis y retomar el curso normal de las actividades.

Otras Noticias
Locales

Policías despejan El Manteco

| comentarios