Ingesta de cocuy alterado le causa la muerte

José Daniel Sequera  | La Prensa de Lara.- En la puerta de la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda estaba parado el padre de Víctor Manuel Hernández Villegas (33), comerciante que murió después de estar recluido producto de una intoxicación con cocuy "puyao".

A pesar de la tristeza que lo embargaba, logró relatar cómo la celebración del cumpleaños de su hijo se convirtió en su sentencia de muerte.

"Él ese día (jueves 14 de marzo) salió de su casa en Villa Esperanza con una botella vacía para que se la llenaran de cocuy y así celebrar él solo porque estaba cumpliendo 33 años", contó el señor.

Indicó que desconoce el sitio en que su hijo compró la bebida, pero sí se enteró que su muchacho sólo se bebió el "clarito" y ninguna otra bebida. Ese mismo día, le avisaron que su hijo estaba muy enfermo y lo estaban trasladando hasta el Hospital Central para que un médico lo atendiera.

Tras su ingreso por Emergencia se le practicó una serie de exámenes sanguíneos a Hernández arrojando que el "clarito" que ingirió estaba "puyao" con altas cantidades de formol y urea, químicos utilizados en destilerías "chimbas" para fermentar más rápido la penca del cocuy.

Fueron nueve días los que duró Hernández luchando por su vida, sin embargo la dosis del cocuy "puyao" fue tan alta que ayer, cerca de las 12:30 de la noche falleció.

Su padre lo calificó como un hombre muy trabajador que había dedicado su vida al comercio. "Lo único que hacía era trabajar para poder sostener y alimentar a sus tres hijos que ahora están huérfanos", comentó.

Mucho cuidado

Así como el caso de Hernández, puede ocurrir una tragedia por la venta ilegal de cocuy que ha proliferado, pues  la venta de este licor ha llevado a que "productores" utilicen métodos "chimbos" para fermentar más rápido el cocuy y vender mucho más.

Entre estos métodos está el mezclar el licor con químicos en estado casi puro con estos propósitos

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias