Abrirán campamentos humanitarios

logo170

Ana Uzcategui | La Prensa de Lara.- Aunque el Gobierno impidió el ingreso de la ayuda humanitaria por las fronteras el pasado 23 de febrero, un grupo de voluntarios en el país se organiza para visibilizar los problemas que en materia de salud afectan a más de 3.7 millones de personas, basándose en cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), anunciadas en su informe "Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2018".

Juan Guaidó, Presidente Interino de Venezuela, informó el pasado mes, la instalación de 10 campamentos humanitarios en el país, donde se evalúan las condiciones de salud de niños de 0 a 5 años de edad, y priorizan la atención médica de adultos de la tercera edad y personas con enfermedades crónicas, con la promesa de que cuando ingrese la tan necesaria ayuda humanitaria, los más vulnerables sean los primeros atendidos.

En Lara, la instalación de esos campamentos comenzó a desarrollarse el domingo 17 de marzo, a través de una jornada en el sector "Los Sin Techo" de la parroquia Unión de Iribarren, allí más de 30 especialistas médicos, representantes de Organizaciones de Derechos Humanos, diputados de la Asamblea Nacional e integrantes de la red Voluntarios Por Venezuela, atendieron en una jornada de Campamento Humanitario Rescate Venezuela a 420 personas de la comunidad.

"La ayuda humanitaria es una necesidad, y aunque no ha ingresado nos estamos encargando de atender a los más necesitados, haciendo el trabajo que no ha hecho el régimen en 20 años", expresó Ángel Torres coordinador de la comisión de ayuda humanitaria del Parlamento Nacional en el estado.

La Doctora Luzmila Leal, coordinadora de Médicos Unidos, informó que en estas jornadas pretenden levantar una data de las principales enfermedades que se están registrando relacionadas con la falta de alimentos, medicamentos y fallas en los servicios públicos. "Determinamos que las personas están padeciendo enfermedades por la falta de agua potable; son comunidades que no aplican los métodos para el tratamiento del agua, y que tampoco cuentan con recursos como el gas, para hervir el agua que consumen", informó.

Enfermedades como la parasitosis y escabiosis fueron determinadas a través de esta jornada humanitaria, consecuencia directa de la falta de agua potable, todos los niños atendidos marcaron índices de desnutrición severa al igual que los adultos mayores que presentaron en su mayoría hipertensión y resistencia a la insulina.

El parlamentario nacional Daniel Antequera, explicó los pasos que siguen para ofrecer estos operativos humanitarios, se basan en un mapa de cobertura que tienen las ONG para localizar las comunidades con pobreza extrema, luego instalado el campamento, los seleccionados ingresan a un área de registro y posteriormente pasan a una zona de "prevención y promoción de la salud", donde los voluntarios explican cómo deben alimentarse y cómo pueden hacerlo a bajo costo, además enseñan medidas para potabilizar el agua.

Cumplida esta primera fase cada participante es evaluado con la toma de presión arterial y la valoración nutricional para posteriormente atenderlos por especialistas en áreas como la odontología, ginecología, cardiología, toma de muestra de glicemia y medicina integral.

Tras la evaluación de los pacientes son entregados medicamentos, y en la primera jornada pudieron donar antibióticos, antihipertensivos, analgésicos, antiinflamatorios, fármacos para el asma, complemento vitamínico y desparasitantes, financiados por empresas privadas, venezolanos en el exterior y organizaciones participantes. Culminaron la actividad entregando alimentos, como sopas para los participantes.

[gallery ids="458213,458214,458215"]
Otras Noticias